Antes que nada quiero darles la bienvenida, muchas gracias por visitarme y leer esta historia, la que tanto disfruté escribiendo.

Nada podría hacer para agradecérselo,

Pablo Sanz.


Disclaimer

Los Personajes de esta historia no me pertenecen. Son propiedad de la señora Stephenie Meyer, autora de la Saga Crepúsculo, y por lo tanto, esta novela es solamente un Fan Fiction de mi autoría, que no guarda relación alguna con ella o cualquier otra cosa referente a su persona.
Aclaro esto, para evitar malos entendidos.

Seguidores

viernes, 14 de enero de 2011

Capítulo Veintiséis: Frustraciones

Se acerca nuevamente otro final de libro...!
¿Que sorpresas nos develará...?
Gracias por estar aquí, siempre...!

Realmente los quiero, no saben cuanto.

Gracias, simplemente gracias...!
Comente que les parece, por favor, es un animo que me ayuda a seguir escribiendo...!

Pabli


Frustraciones.

El vampiro no respondió rápidamente.

La piel de su rostro, blanca como la nieve, se puso incluso más pálida cuando terminé de formular mi pregunta.

En ese momento, deseé no haber sido tan impulsiva, al permitirme realizar esa consulta sobre sus sentimientos. Yo no lo conocía, y por lo tanto, no era nadie para él. No tenía por qué hablar conmigo de esas cuestiones, pero si las cosas salían bien, sabía que al final, no le molestaría a Raphael que lo pusiera en una situación incomoda

Sin embargo, que fuera algo obvio que él la quería, no significaba que pudiéramos hablar tranquilamente sobre el asunto. Además, si Renesmee les había contado todo acerca de nosotros, de seguro sabía que Jacob era mi mejor amigo. Y por lo tanto, eso no ayudaría a que expusiera conmigo sus sentimientos.

Raphael me miró directamente a los ojos, analizando por completo la intención de mi pregunta.

Por más que no pudiera entrar a mi mente con su don, eso no significaba que fuera tonto. Si analizaba correctamente mis palabras, se daría cuenta de que había una petición detrás de esa pregunta.

En ese momento, no vi al vampiro que quería arrebatarle la felicidad a Jacob, sino a una persona que amaba a mi hija, porque la sola alusión de Renesmee hizo que sus pupilas brillaran con nostalgia y amor.

Sentí lastima nuevamente por él. Supuse que esa era una emoción que no podría evitar percibir por el tiempo que nos quedaríamos en Alaska.

Tras ese silencio, el vampiro respondió, y supe que lo hacía sinceramente.

– Más de lo que debería. – Dijo con aire melancólico. – Aunque no sé a que viene la pregunta.

Eso era exactamente lo que quería oír. ¿Me estaba comportando nuevamente como un monstruo? Al igual que en el momento en el que le pedí a Edward que no me dejara sola en la lucha de los neófitos. Había apelado al amor que me tenía y a la culpa que él sentía por cosas del pasado. Ahora estaba haciendo lo mismo. Estaba manipulando el amor que Raphael le tenía a Renesmee para logra un objetivo.

Que ella estuviera a salvo.

Estaba mal, muy mal. Pero no tenía otra alternativa, porque si con utilizar los sentimientos de Raphael a mi favor, con tal de mantener sana y salva a Renesmee, merecía un castigo, sin duda lo aceptaría con gusto.

– Entonces, necesito que me ayudes a convencerla de que se vaya... – Le respondí. – Ella no desea irse y no quiere entender razones... Si la quieres, por favor, ayúdame a sacarla de aquí.

Él fijó su mirada de nuevo en la mía, meditando cada una de las palabras que acababa de decir. Su rostro perfecto estaba tieso, como una escultura de alabastro delicadamente confeccionada.

– Si no has podido tú, que eres la madre, no veo razón para que lo intente yo... – Articuló con lentitud. – Si ella no desea hacerlo porque quiere quedarse a tu lado, deberías permitírselo.

– No dejaré que se quede aquí, esperando a que la muerte nos alcance a todos. – Agregué rápidamente.

– No estoy diciendo eso. Es lo que menos deseo... – Respondió. – Pero ella se irá y nosotros seremos menos. Malenne y yo nos quedaremos con ustedes. Aún así la pérdida de una persona es valiosa. Sin empezar la lucha, si es que hay una, ya correremos con desventaja. – Razonó. Antes de continuar, observó mi rostro, que se estaba volviendo cada vez más inexpresivo ante la falta de esperanza. – Quiero que Renesmee se vaya y que esté a salvo, pero lo bueno sería que ustedes sobrevivieran, al igual que ella. Si permanece con nosotros, su don es sería una gran ventaja.

– No puedo ver a mi hija como un arma. – Convine, desviando la mirada. Sabía que no era eso a lo que se estaba refiriendo, sino que estaba calculando la posibilidades de sobrevivir, todos juntos. Era un buen chico, y eso no lo podía negar, no importaba lo mucho que me disgustara que hubiera fijado su mirada en mi hija.

– Desde luego que no. – Afirmó Raphael. – Pero si esto es como dicen, un juego armado por alguien... no importa lo mucho que intentes desviar el objetivo principal. Porque si es a ella a quien buscan, al final, un solo error, o un momento de confianza, podría ser decisivo. Lo mejor es luchar. Todos... Créeme, sé lo que es vivir sin tu familia. Ella se sentirá fatal después si la obligas a abandonarte, a ti y a su padre. Si las cosas terminan mal, sentirá que fue una cobarde y deseará haber muerto con ustedes... – Finalizó.

– No puedo, simplemente, dejar que se quede en Juneau. – Murmuré. – Por eso estoy pidiendo tu ayuda... – Mi voy era baja, pero el tono era urgente, desesperado. Raphael lo notó, porque prestó más atención a mis palabras. – Si la quieres, debes convencerla de que abandone la ciudad... Tú y tu hermana, llévensela lejos, hasta que todo esté seguro. Confía en ustedes, y si hacen lo posible para convencerla, quizás acceda. – Busqué más palabras para intentar persuadirlo a él. – Ella cree que su padre y yo la subestimamos, que simplemente la queremos fuera de todo esto para no arriesgarla. Pero no es eso, esto es peligroso... ustedes pueden hacerlo, por favor. Debes ayudarme, por ese amor que sientes por ella, debes convencerla de que se vaya...

– ¿Estás segura de eso? – Preguntó el vampiro. – ¿Quieres que nos la llevemos? ¿Y que hay de ti, de tu vida, de la de tu esposo?

– Cuando eres padre, Raphael, tu vida siempre está en un segundo plano... – Intenté explicarle. – No importa lo que pase con ella, porque simplemente tienes algo más importante que cuidar.

Sonrió tiernamente, como si al hacer este gesto, demostrara que estaba complemente de acuerdo conmigo.

– Supongo que tienes razón. – Convino. – Nunca he sido padre, y desde luego, nunca lo seré, pero siento lo mismo hacia mi hermana. Aunque es diferente, yo no le di la vida, la maldije.

Ese pensamiento solo podía demostrarme a lo que Renesmee se refería. Raphael lamentaba ser lo que era, y también haber transformado a su hermana. ¿Por qué yo nunca había sentido lo mismo? ¿Por qué siempre había visto la inmortalidad, la transformación, como un gran momento en mi existencia? Seguramente se debía a mi falta de comprensión con el mundo humano, a todo eso que me hacía pensar que no tenía nada en común con nadie. El hecho de que había amado a un vampiro siendo humana, y por ende había deseado, y conseguido, que me transformara.

Pero había una diferencia, y seguramente era el motivo principal con el cual explicar esa diferencia en nuestros puntos de vista.

Yo había dado ese paso consciente, expectante.

Ellos no.

Y por eso, ninguno podía reconciliarse con la idea de ser esto, un vampiro. Por eso Raphael lo llamaba maldición, por eso Carlisle realizaba la labor que amaba, a la vez como una vocación, y también viéndola como una penitencia, por eso Rosalie se lamentaba por no poder ser capaz de tener una familia, por ese Edward creía que no teníamos alma...

¿Era la única entre todos nosotros que veía esta vida como algo completamente bueno y feliz, sin ninguna desventaba y llena de plenitud?

– Si lo entiendes, entonces me ayudarás ¿Verdad? – Continué luego de mi dialogo interno. – Malenne y tú pueden llevársela a Vandervilt Hills o a cualquier cuidad cercana... – Dudé de eso, no, lo mejor sería un destino más alejado. – Tal vez hacia Denali con nuestros amigos más cercanos... Tanya y los demás los recibirán de buena gana...

– Bella, veo tu desesperación, y la comprendo... – Comenzó el vampiro. – Pero ustedes tres solos no podrán defenderse, si por ejemplo, el enemigo ha creado un ejército... Estoy de acuerdo en alejar a Renesmee, pero si mi hermana y yo también nos marchamos, quedarán completamente indefensos.

– No somos vampiros comunes y corrientes, Raphael. – Le dije, no para alardear, sino para que supiera que no nos encontrarían indefensos, no del todo, por lo menos. – Edward puede leer la mente a kilómetros de distancia, Alice verá cualquier decisión inmediata, y yo podré protegernos a los tres en caso de que alguno de ellos tenga dones sobrenaturales. No serenemos un blanco fácil...

– Estás realmente decidida a que todo sea así, ¿Verdad? – Preguntó él.

– Es la única forma que veo posible... – Murmuré.

El sonrió dulcemente.

– Eres una buena madre, Bella Cullen. – Repitió. – Una madre devota, y muy sacrificada. Me recuerdas a la mía... Era una mujer que velaba por todos nosotros, desde mí hasta Malenne, que era la más pequeña de sus hijos... pero bueno, después pasó todo lo que me condujo a esto... – señaló con su brazo, todo el largo de su cuerpo.

– Renesmee me ha contado todo lo que sientes con respecto a esta vida. – Comencé. – ¿Sabes? Justamente recién pensaba en eso. Has llamado a lo que eres, y a lo que todos somos, una maldición, – Le dije. – Pero lo que creo que te pasa es que tú mismo te crees maldecido... – ¿Era correcto que le dijera esas cosas? – No es la vida... eres tú. En cuanto al pasado, no puedo decirte nada que mejore tus perspectivas, solo puedo aconsejarte con una frase que mi cuñado favorito dijo una vez, “La inmortalidad es un tiempo muy largo para pasarlo con culpa...” Sé que no te estoy diciendo nada nuevo, pero... Raphael, como ya dije, un padre hace absolutamente todo por su hijo, y sobre todo, siempre perdona, no importa cuan grave haya sido el error, siempre, absolutamente siempre, el amor es más fuerte que la falta. Ten por seguro que estén donde estén, ya te han perdonado, y esa es la clave para que te perdones a ti mismo.

Se asombró ante lo inesperado de mi consejo, y luego se quedó quieto, observando las musarañas, como si en verdad estuviera pensando en lo que le acababa de decir.

– Nunca lo había pensado desde ese punto de vista. – Dijo finalmente después de unos segundos. – Pero tienes razón... Seguro que ellos ya me han perdonado.

– Entonces no hay motivo para que tú te encuentres mal por ello... – Le comenté. – No importa lo mal que te sientas por lo que pasó, al final de cuentas, ellos te amaban. Y tú lo sabes, ellos daban cualquier cosa por ti, sin importar que discutieras con tu padre, o cualquier otro problema que pudiste haber tenido con tu madre. Ellos son parte de otra realidad ahora, donde seguramente, tu sufrimiento les duele... Déjalos ir en paz, y la paz se quedará contigo.

No sabía porque le decía todas esas cosas. Simplemente no podía evitar ayudarlo en su dolor. Nunca había sido una persona muy piadosa y compasiva, es decir, era consciente del dolor de los demás, pero nunca había hecho más que acompañarlos en ese sentimiento. Raphael sin embargo, despertaba esa sensación en mí. Las ganas de poder hacer o decir algo que ayudara a las personas. Podía comprender por qué Renesmee se sentía así con él.

– Gracias, Bella. – Dijo al final. – No solo eres una buena madre, sino también una gran persona. Agradezco mucho tu preocupación... De verdad me has dado muchas cosas en que pensar.

– Eso me alegra, porque en cierta forma, entiendo lo que sientes... – Medité un segundo mis palabras. – Yo saldré de la vida de mis padres muy pronto, y no podré verlos nunca más... Sé que eso les dolerá, pero no puedo hacer nada para cambiarlo, si quiero resguardarlos de esto, de esta vida que es demasiado peligrosa para dos humanos, – Suspiré. – tengo que abandonarlos... y sé que les dolerá, pero también estoy segura de que me perdonarán por ello.

– Tu comparación tiene sentido... – Razonó. – tal vez no lo puedo ver así porque llevo mucho tiempo sin ser humano, mis sentimientos afloran a la superficie de una manera diferente, y los que tienen años dentro de mi cuerpo, no cambian con facilidad... a decir verdad, ya olvidé lo que se siente ser humano. Todas esas emociones que logran que en verdad te sientas vivo, ya las he olvidado por completo. Los recuerdos están, pero las sensaciones que sentía en ese momento, no puedo recordarlas para nada.

– Puedo recordar lo que se siente... sí. – Comenté, y era cierto. Todavía podía acordarme del flujo de sangre cuando me sonrojaba, de cómo se me erizaban los cabellos de la nuca al sentir un escalofrío, del latido desbocado de mi corazón al ponerme nerviosa. – Solo han pasado siete años.

– De verdad, te agradezco mucho todo esto... – Afirmó. – Intentaré ayudarte, intentaré convencer a Renesmee de lo que me has pedido. Debes saber que no será fácil, y que no creo que lo logre, pero lo intentaré. Aunque creo que te equivocas al querer hacerlo de esa manera.

– Muchas Gracias a ti. – Convine, algo más esperanzada ante su aceptación. – En cuanto llegue Edward le contaré todo, no se opondrá a esto, él quiere tanto como yo que Nessie se veo alejada de todo esto.

Raphael se dedicó a asistir con un gesto corto del cuello.

Nos quedamos allí, hablando luego de otras cosas. No pude darme cuanta el momento exacto en el que empecé a confiar en él, y tampoco en que instante de nuestra conversación, pude percibir que me caía realmente bien.

Nos dedicamos a hablar de muchas cosas, él me contó algo más sobre su historia, sobre lo que conocía del mundo, y luego nuestra conversación giró en torno a algo que a los dos nos importaba mucho.

Renesmee.

Hablamos de ella mucho tiempo, casi indiferentes a que se encontraba a un solo piso de distancia.

Raphael decía su nombre con total reverencia, como si fuera la diosa más sagrada de un credo pagano. Me contó como fue de extraño verla por primera vez, me relató con detalles cada uno de los minutos que pasaron con ella, y no pude más que percibir que la amaba con profundidad... pude ver a través de sus palabras que él la observaba como si fuera la cosa más perfecta sobre la tierra, y eso es lo que ella también era para mí...

Y para Jacob.

En esos momentos de comparaciones, pude darme cuenta de que el amor de Raphael era autentico, completamente puro y natural. Provenía de la misma Renesmee, él la amaba por ser ella, simplemente por eso. Era ese amor que nacía todos los días, esa clase de necesidad que se crea lentamente, pero también de un momento a otro. Era un amor que se basaba en algo en concreto, una mirada, un gesto, una forma de ser o de pensar...

Un verdadero amor.

Si preguntaba a Raphael que era lo que lo había hecho enamorarse tanto de Renesmee, seguramente podría contestarme sin vacilaciones, porque el sabría que era esa cosa especial que veía en ella y la que la hacía que resalte entre las demás.

Sí, Raphael podría decírmelo.

Jake la amaba porque... ¿Por qué?

Nadie lo sabía, lo único que estaba claro era que lo hacía, y de seguro con mayor profundidad que Raphael, y eso solo confirmaba el hecho de que si Renesmee le rompía el corazón, esta vez, no lo resistiría.

Estaba segura de que el amor de Jacob era profundo y perfecto, mirase por donde se mirase. No había dudas en él, no había momentos en los que flaquearía, era constante, y nunca dejaría de brillar. Renesmee siempre sería el objeto perfecto de su devoción...

¿Entonces que importaba de donde provenía? Siempre y cuando la amara como se lo mereciera, ¿Qué importaba que no tuviera una fuente natural?

Mi apoyo iba ser siempre para mi mejor amigo, y como Charlie en su momento prefirió que yo eligiera a Jacob, también esa era mi preferencia ahora...

Quería que Renesmee lo eligiera nuevamente a él.

Ahora que estaba confundida, a pesar de que ella confirmaba que el hombre lobo era dueño de su corazón, eso no podía evitar que yo dudara de cual sería su elección final.

Pero si al final de cuentas, las cosas no eran las esperadas, ¿Qué otra cosa podía hacer más que apoyarla en lo que eligiera? Si elegía al vampiro, era porque lo quería, porque lo amaba, y como su madre, tenía que aceptarlo.

No pude evitar pensar que estaba en la misma situación que yo en su momento, salvo que ella no elegiría entre un amor humano y otro inmortal...

Ella tendría que elegir entre un amor natural, donde los sentimientos eran originados por algo, y uno mágico, que era más intenso, pero también desconocido...

En ese momento, se escuchó como alguien se acercaba sobre la autovía por la que habíamos accedido a la casa de los hermanos.

El automóvil se acercaba a gran velocidad hacia la entrada, y desde luego, no pude intuir de quien se trataba, porque tanto Edward, como Alice o Malenne, tenían el habito de manejar excesivamente deprisa.

¿Acaso la velocidad era una manera de canalizar la abstinencia de sangre?

Pude escuchar, luego de unos segundos, las voces de las dos vampiresas.

– Sí, tienes razón. – Decía Alice. – Creo que la última colección de Christian Dior dejó bastante que desear, no entiendo porque utilizar todos esos estampados...

– Desde luego, es decir, ¿Que hay de las pobres mujeres que somos pequeñas como nosotras? Esas cosas son para cuerpos como los de Renesmee, que es alta y puede lucir esas prendas sin parecer una ridícula.

– Eso es lo que opino, exactamente lo que dices... – Opinó Alice. – Igualmente, Versace tampoco ha sacado algo digno de mencionar.

– Completamente de acuerdo contigo... – Opinó la vampiresa rubia. – Aunque los mini vestidos de la última colección son relativamente decentes.

– Exacto, tengo uno en la maleta que es el más bonito que he conseguido, desde luego, tuve que cortarlo bastante, porque los de las pasarelas están hechos para mujeres que miden un metro setenta y cinco.

– Lo mismo tuve que hacer con los dos que compré... – Se la escuchó suspirar. – Tuve que cortarlos veinticinco centímetros... todo el detalle de la falda se perdió.

Alice suspiró fuertemente, claramente compungida, como si Malenne acabara de confesarle que se había tenido que cortar una pierna.

Pude escuchar como Edward tensaba la mandíbula, seguramente pensando lo tonta que era la conversación entre esas dos mujeres que estaban, al parecer, en completa sincronía.

Raphael, que todavía estaba sentado a mi lado, se rió con ganas.

– Mi hermana por fin ha encontrado a alguien que también cree que la moda es la razón por la que gira el mundo. – Dijo con una sonrisa en su rostro. – Además por lo que nos contó Renesmee, creo que era fácil de imaginar que se llevaran bien.

– Sí, bueno. – Dije, sabiendo que Alice sin duda ya podía escucharme. – Mi cuñada puede ser realmente irritante cuando de ropa se habla.

Edward, Alice y Malenne cruzaron la puerta principal de la casa solo unos segundos después de detener el motor del coche.

– No hemos encontrado nada que nos sirva de ayuda en el departamento, ni en las calles que se encuentran cerca. – Anunció mi esposo.

– Todavía no hay nada decidido por parte de nadie. – Dijo Alice, desenfocando su mirada. – El futuro ha cambiado mucho desde que decidimos interferir.

– Eso ya lo has dicho muchas veces desde que estamos aquí. – Intervino Mi esposo. – Debe de haber algo que nos de una señal.

Su hermana lo observó, ligeramente irritada por la contestación.

– Lo siento, Edward. – Dijo suavemente, no parecía enojada. – Pero no puedo hacer mucho con Renesmee aquí... Ella debe irse.

Todos nos miramos. Y luego de cortar mi contacto visual con mi esposo, no pude evitar deslizar mi mirada hacía Raphael, que también me miró durante una fracción casi inexistente de segundo.

¿Él cumpliría con su promesa? Me ayudaría al final de cuentas a salvar a Nessie?

Malenne también miró toda la escena que se había compuesto, y al parecer, no era muy partidaria de esa idea. La vampiresa me observó un segundo, con bastante menos disimulo que su hermano. El dorado de sus ojos se posó en mi rostro con total atención, y a pesar de que hace unos instantes estaba riendo y bromeando con Alice, en ese momento solo pude ver el rostro de una mujer madura y totalmente consciente de todo.

No era frívola y superficial, pude entender que esa forma de ser, tan jocosa y un poco aniñada, se debía a que toda su vida humana había sido una condena. Ella había sufrido a lo largo de ese tiempo de privaciones y penurias. Por eso era así ahora... Todo lo que no había tenido a lo largo del principio de su existencia, estaría presente, y con creces, en toda la extensión de su inmortalidad.

– ¿Entonces la decisión está tomada? – Preguntó con su voz de sirena. – ¿Nessie se va?

– Creo que es lo mejor que podríamos hacer. – Interferí, mirándola. – Si ella está aquí, no podremos anticiparnos a los movimientos de nuestros enemigos.

– ¿Y dejaremos que se marche sola? – Dijo la vampiresa. – ¿La acompañamos al aeropuerto y que se vaya en el siguiente vuelo? – Preguntó en un tomo bastante sarcástico.

– No es esa la idea, hermana. – Agregó Raphael, que la miró a lo ojos con mucho significado.

Edward no pudo evitar observar el cuadro, y conociéndolo como lo hacía, tampoco se privó de mirar en la mente del amigo de nuestra hija. La cara de contrariedad que puso a continuación permitió hacerme saber que no pudo captar nada. Raphael había creado una capa de pensamientos superficiales para que mi esposo no pudiera ver nada que él no quisiera compartir. Supuse que eso debería ser fácil para ellos, que estaban acostumbrados a recibir flujos de pensamientos de los demás.

Malenne dejó de hablar, y se dedicó prestar mayor atención.

– ¿Cuál es el plan, entonces? – Preguntó Alice, cuya cara de contrariedad demostraba que no podía ver nada.

Medité un segundo antes de comenzar a hablar.

Mi idea era acertada. No había nada de malo en ella, solo el contratiempo de que Renesmee se resistiera, cosa que esperaba que no pasara.

– Que se vaya con Raphael y Malenne. – Comencé, mirando a mi pequeña hermana. – Pueden ir hacía Denali, allí Tanya y Kate puedo resguardarla el tiempo suficiente como para que nosotros descubramos que hay detrás de todo esto... – Edward me observaba, empequeñeciendo sus hermosos ojos con cada palabra que decía. Seguí dirigiéndome hacía Alice, terminando de explicar lo que decía. – Una vez que ella no éste con nosotros, tu serás capaz de ver, y entonces estaremos listos...

– Estaremos listos, pero solo seremos tres... – Puntualizó Alice. Meditó un segundo antes de continuar. – Pero creo que eso es lo mejor. No podemos dejar que se vaya sola, eso sería estúpido y no serviría de nada...

– ¿Hay un aquelarre en Denali? – Preguntó Malenne.

– Sí. – Respondió Edward. – Son parte de nuestra familia, también. Hemos vivido juntos en el pasado, y podemos confiar en ellos plenamente.

– ¿Ellos confiaran en nosotros, o deberemos demostrar quienes somos antes de que nos ayuden a esconder a Ness el tiempo suficiente? – Preguntó la hermana de Raphael.

– Sí, claro que lo harán. – Convino Edward, que todavía estaba dudando de la eficacia del plan. – Pero no sé si sea lo más sensato.

En ese momento el estomago se me contrajo de pánico. Edward estaba oponiéndose a mí plan, y sabía por qué era. A pesar de todo, él todavía no estaba cien por ciento seguro de los hermanos Blancquarts. Yo sabía que eran nuestra mejor opción. Antes de que pudiera objetar algo a su expresión, mi esposo dio sus motivos.

– No es que no confíe en ustedes... – Señaló. – Es que... Seremos pocos. Si son un ejercito, no podremos contenerlos, Bella.

¿Entonces era eso? Pensé.

– Yo opino que no se pueden quedar solo ustedes tres... – Dijo Malenne. – Es arriesgarse innecesariamente. Yo me puedo quedar, no tengo problema alguno en ello...

Raphael compuso una mueca de terror, como si la idea que se le acaba de ocurrir a su hermana fuera terrible.

Lo cierto es que de seguro lo era para él. Obviamente no querría que su hermana se viera inmiscuida en una cosa como aquella, había pasado doscientos años cuidándola como para que llegáramos nosotros y le pidiéramos que arriesgara la vida del único ser querido que tenía en todo el mundo.

– Eso ni pensarlo, Malenne. – Dijo entonces. – Sí alguno de nosotros debe quedarse a ayudar a los Cullen seré yo, tu te irás con Renesmee hacía donde ellos digan y las dos se mantendrán a salvo de todo esto.

– Tú no eres un beneficio aquí, hermano. – Le respondió ella. – Yo puedo ayudarlos mucho más de lo que tú podrías.

El vampiro la miró como si estuviera enloqueciendo.

– No me importa si eres o no de ayuda, no te quedarás aquí... – Susurró, mirando a su hermana a los ojos, con una muda autoridad en su mirada, pero también con suplica, porque de seguro sabía que no podía dominarla.

El instinto, a pesar de que hacía poco tiempo que conocía a esa vampiresa, me había hecho percatar varias cosas acerca de ella. La primera, era una fiera indomable. La segunda, No importaba lo que los demás pensaran, ella siempre haría lo que consideraba que estaba bien, y la tercera, esa chica quería a Renesmee, y amaba a su hermano a un nivel que yo, que fui hija única, jamás entendería.

Por eso, no importaba si su hermano se oponía a su plan, ella se saldría con la suya si eso era lo que quería realmente.

– Raphael, aquí no eres útil... – Comenzó a decir. – Si nos la arreglamos para que Renesmee salga de la cuidad sana y salva, necesitamos que alguien como tú se encuentre con ella. Tú serás capaz de percibir si alguien los sigue o si se están acercando hacía algo peligroso... – Era cierto todo lo que decía, la lógica de su razonamiento era innegable. – mientras tanto, encontrándose con nosotros, Edward puede hacer ese trabajo con total sencillez, evitando que alguien nos ataque en las proximidades de ésta casa, y en caso de que algo se complique, lo sabremos con Alice cerca.

Malenne había trazado un plan perfecto e intachable sobre el cual nos podríamos mover.

Tenía razón, había creído que estando todos separados despistaríamos al enemigo, pero estaba equivocada, si nos dispersábamos, y ellos eran un número relativamente superior al nuestro, seríamos una presa demasiado fácil sobre la cual caer.

– No está en discusión tu permanencia en Juneau... – Susurró Raphael. –Podrás protegerla mucho mejor que yo si te vas con ella. Y estás al tanto de que peleo mucho mejor que tú, y que en caso de una batalla, será mejor que me quede aquí.

Si uno de los dos debía quedarse, ¿Cuál debería hacerlo? Alice había tenido una extraña visión, ella había visto que algo malo podría pasar con uno de ellos.

¿Podría vivir con la consciencia tranquila si Raphael o Malenne morían por nuestra causa? ¿Podría Renesmee hacerlo? No, ella no lo soportaría, por eso me había parecido una gran idea que los hermanos se fueran hacía cualquier lado con ella, siempre y cuando estuviera a salvo.

– No pretendemos que ustedes se separen. Son una familia y deben estar juntos... – Dijo Alice. – Sí nos quieren ayudar, pueden hacerlo, pero no están obligados a hacerlo.

– No nos sentimos obligados bajo ningún concepto, Alice. – Respondió Malenne. – Los ayudaremos porque eso es lo que queremos, y es lo que nos parece lo más correcto.

Edward me miró a los ojos.

Nos comunicamos de un modo silencioso, de esa forma en la que solo dos personas que se conocen demasiado pueden hacerlo. Sentí como si estuviera leyendo su mente, pero claro, eso era imposible...

Estaba leyendo su mirada.

En sus ojos había temor. El mismo temor que yo sentía al saber que podía perderlo. Mi esposo no pensaba en otra cosa que no fuera lo que también invadía mi mente. Los desconocido.

– No deseamos que haya una discusión entre ustedes. – Reiteró Edward. – Llegado el momento, resolveremos todas las cosas.

– Tiempo es lo que no tenemos. – Lo contradijo Raphael. – Si queremos llegar a algo, ahora es el momento.

– Creo que lo mejor es que Renesmee se vaya con los dos... – Dijo Alice, para luego mirar a su hermano. – Creo que no es más que una persona, Edward. Hubiera visto algo más si detrás de esto hubiera más que un solo individuo. Alguien, actuando solo, puede pasar inadvertido, pero dos, no lo creo posible.

Mi esposo dudó, no parecía en absoluto convencido de las palabras de la pequeña vampiresa.

– Cuanto más rápido resolvamos las cosas nosotros, más rápido estará obligado a hacerlo la persona que esta detrás de todo esto. – Continuó Alice.

En ese momento, se pudo escuchar a mi hija avanzar hacía las escaleras desde el piso superior. Había salido de su habitación, y caminaba hacia nosotros con tranquilidad. Su rostro no denotaba emoción alguna, pero sabía que estaba enfadada. Era mi princesa, y la conocía demasiado bien.

Esperó a bajar todos los peldaños que la separaban del primer piso de aquella enorme casa, y no dijo una sola palabra hasta que se encontró de frente a nosotros.

– He escuchado suficiente. – Dijo, ya sin ocultar su mal genio, dirigiéndose especialmente hacía su padre y a mí. – Como ya les he dicho, no importa lo mucho que planifiquen mi partida, no me iré... – Fijó sus ojos marrones en Raphael y Malenne. – Ni siquiera con ustedes. No abandonaré a mi familia, y les voy a pedir, amigos, que no se metan en eso. Si alguien viene por mí, me encontrará lista para pelear, pero esta no es su lucha.

Los hermanos se miraron uno al otro, y luego sonrieron por lo bajo.

– No puedes pedirnos eso. – Contestó Raphael. – Tú eres parte de nosotros, y no dejaremos que nada te pase... – Pude darme cuenta de que ese nosotros era en realidad un mi. – Estaremos aquí para defenderte, como ya te lo dije antes.

Malenne continuó hablando, no con menos emotividad.

– No dejaré que nadie te toque Renesmee. – Declaró sin preámbulos. – Te dije que siempre estaríamos juntas, y cumpliré con mi promesa.

Nessie contrajo el ceño, mostrando su desacuerdo a las palabras de sus amigos.

– No me iré. – Repitió.

– Debes hacerlo. – Dijo Raphael. – Esa es la única forma de mantenerte a salvo. – Se acercó a ella, ignorando que todos los demás estuviéramos allí. Si la convencía, si lograba que Renesmee accediera, estaría agradecida con él para toda la eternidad.

– Tú más que nadie debería entenderme, Raph... – Dijo mi hija, mirando a los ojos a su amigo. – Tú que has pasado por todo aquello, deberías apoyarme en mi idea de no dejar a mi familia.

El vampiro se acercó a ella, hipnotizado por el dolor que irradiaba la mirada de Renesmee. Simplemente era más fuerte que él, no podía contenerse a reconfortarla. Tomó una de las manos de mi hija, y también la observó.

– Claro que te entiendo, Nessie. – Susurró, alzando la mano que le quedaba libre y acariciándole el hombro. – Pero esto es diferente. Te irás, y no hay nada que puedas hacer para cambiarlo.

No estaba negociando con ella, no se lo estaba pidiendo. Tampoco imponiéndoselo. Le habló como si se tratara de algo inevitable, y lo cierto es que lo era. Renesmee contempló a su amigo una vez más, mientras una lágrima caía por su rostro.

Era extraño verlos a los dos, uno frente del otro, de ese modo. Él la observaba, con los ojos llenos de una suplica diferente a la que había utilizado con su hermana. A Nessie la miraba con el miedo que solo puedes sentir cuando estás por perder a alguien que no es un miembro de la familia.

Un miedo que es exactamente igual y completamente diferente al mismo tiempo. No importa cuanto intentes no pensar en él, te somete con la misma facilidad con la que el agua te empuja hacia la profundidad cuando te estas por ahogar.

Renesmee negó de nuevo, y Raphael se acercó un poco más a ella.

Supe en ese momento, que él ya no intentaba convencerla porque me lo había prometido, no del todo, por lo menos.

Él quería que se vaya porque sabía que todo iba a empeorar de un momento a otro, sabía que a partir de ahora nada era seguro. Y no quería, y no soportaría, que algo malo le pasara.

Malenne, que se había quedado en silencio, intervino.

– Amiga, de verdad no quiero que estés aquí... – Comenzó. – Y no lo voy a permitir. Haré lo que tenga que hacer para evitarlo.

Mi hija contuvo el aliento, llena de pánico.

¿Por qué sus palabras le causaban ese terror tan repentino?

¿Qué significado oculto había detrás de ese corto discurso?

– No eres capaz de hacerlo. – Dijo Ness, cuyo rostro estaba nuevamente surcado por las lágrimas.

Edward observaba a nuestra hija, y también a Malenne. Sus ojos se movían de una a otra. El desconcierto y la sorpresa gobernaban su expresión. Pude adivinar que se debía a que él si podía averiguar que era lo que escondías esas extrañas palabras de la vampiresa rubia...

Raphael observó a su hermana, que todavía miraba a Renesmee con total tranquilidad.

– No será necesario que hagas esas cosas, hermana. – Dijo el vampiro. – Ella se irá por su propia voluntad...

No entendía nada, y nadie parecía dispuesto a explicarme lo que fuera que estaba pasando.

Alice tenía la mirada desenfocada, como intentando prever algo. Era obvio que no lo adivinaría.

– Vamos, Renesmee. – La animó de nuevo Raphael. – Debes irte... Aquí no hay nada que puedas hacer. Si te quedas, arriesgarás tu vida, y nosotros no podremos concentrarnos lo suficiente como para obtener la victoria. Estando aquí serás una responsabilidad. Lejos, nos ayudarás mucho más de lo que lo harías permaneciendo a nuestro lado.

Ness procesó las palabras del vampiro lentamente, recorriendo con sus ojos marrones toda la sala, a tiempo que se daba el suficiente respiro como para mirarnos a cada uno de los presentes, buscando un apoyo en alguno de nosotros, y desde luego, no encontrándolo.

Pude percibir que se sentía complemente traicionada por Raphael...

Él, que había profesado amor por ella, ahora la estaba desplazando de todo, tratándola exactamente como todos los demás. De esa forma que mi hija odiaba que la trataran...

Como una niña tonta, que no sabe lo que hace. Simplemente algo que había que proteger porque no tenía la mínima idea de cómo hacerlo por si misma.

Raphael no lo hacía con maldad, ni por creerse superior. Lo hacía estando dentro de su gran desesperación en que Renesmee se encontrara bien. Por eso, yo entendía lo que estaba haciendo. Por eso nadie en esa habitación podía juzgarlo.

Pude darme cuenta de lo herida que estaba mi hija por las palabras de su amigo.

Y también el vampiro se había dado cuenta de ello.

Ness deshizo el contacto que tenía con Raphael y le dio la espalda. Él se percató del motivo por el que ella lo hacía, y se adelantó, para tenerla de frente de nuevo.

– No quiero hablar con ustedes. Tampoco contigo. – Dijo Ness, sin mirar de nuevo a su amigo. – Me iré, han ganado. Si quieren que huya lo haré, y así nunca seré nada más que una estúpida que necesita que todos la vigilen todo el tiempo.

Una última lágrima cayó desde sus hermosos ojos y se deliró por su mejilla. Como había hecho en su habitación, se apresuró a secársela con la mano.

– No es eso lo que quisimos decir al pedirte que te vayas... – Comenzó Edward, con el semblante lleno de culpa. No era de su agrado hacer sentir a nuestra hija así. Pero Renesmee lo detuvo con un gesto seco.

– Basta, papá... – Susurró con suavidad. Tenía la voz de alguien resignado. – Ya han tenido su oportunidad de hablar. Han dejado muy en claro que me creen incapaz de ayudarlos en nada, e incluso de protegerme a mi misma.

– Por favor, Ness, no queremos que creas una cosa así... – Repitió Alice, que se adelantó hacia ella.

Pero mi hija estaba de un pésimo humor. Nos ignoró a todos y caminó hacía la entrada.

– Me iré, pero no antes de que ustedes tengan todo resuelto. – Dijo al final. – Una vez que tengan un plan, los dejaré y volaré a Forks, Denali o donde les plazca...

¿Por qué utilizaba ese tono tan... desilusionado en su voz? Como si pensara que no la valorábamos y no nos fiáramos de ella. ¿Por qué no podía entendernos?

Podía comprender su posición. Contaba que Raphael y Malenne, sus amigos, iban a apoyarla en todo aquello de quedarse. Había depositado todas sus esperanzas en que, llegado el momento, ellos podrían convencernos a Edward, Alice y a mí, para poder permanecer en Juneau.

Comenzó a deslizarse hacia la puerta, mostrando una clara intención de marcharse.

– ¿A dónde vas? – Preguntó su padre, con un tono evidentemente preocupado.

– Saldré un momento. – Anunció ella con poco entusiasmo. – Necesito estar sola.

– Lo has estado por horas, hija. – Le dije.

Suspiró pesadamente, como si estuviera harta de algo, y antes de contestarme, cerró los ojos con fuerza y se agarró el puente de la nariz con el pulgar y el índice, tal cual hacía su padre cuando estaba muy enfadado con algo.

– ¡Quiero estarlo de nuevo! ¿Está bien? ¿O soy tan estúpida que ni siquiera puedo caminar un par de metros sola, sin que alguien intente matarme? – Respondió elevando la voz.

Sus palabras me golpearon de lleno en la cara como si me hubiera dado una cachetada. No, dolió mucho más que eso. Fue como si me hubiera clavado un puñal en el pecho. Pero no eran las palabras, sino la frustración detrás de ellas, el mal estar que de seguro sentía, porque sino, no me hubiera contestado jamás así.

Nunca, en todos esos años que llevábamos juntas, había empleado ese tono conmigo. Simplemente, jamás habíamos discutido siquiera. Todo había sido siempre prefecto, y la relación con mi hija jamás había flaqueado. Por eso, su contestación, tan típicamente adolescente, pero también inusual en ella, lograban que el pecho me doliera mucho más de lo que hubiera podido esperar.

Sin duda, esa sensación de desasosiego se tradujo en mi rostro, tornando mi expresión totalmente desolada.

– Esas no son maneras de responderle a tu madre. – La acusó Edward elevando su voz y acercándose hacía ella para tomarla del brazo, intentando reprenderla.

Pero nuestra hija volvió a sorprendernos. Se libero del agarre de su padre con una sacudida, antes de dedicarle a él también una mirada cargada de ira. Edward se detuvo en seco, impresionado.

– Tú también. – Lo culpó. – No paras de decirme que soy inteligente, que no deje de confiar nunca en mi misma, que no hay nadie que pueda hacer las cosas mejor que yo, pero a la primera señal de peligro me tratas como si fuera una idiota, solo un bebé... – Gritó. – Ahora, que las cosas se han complicado, simplemente quieren esconderme. ¿Qué clase de confianza es esa? Si no creías que era apta para esto, ¿Por qué demonios me dejaron venir sola hacía aquí?

Mi esposo no sabía que contestar. Se quedó meditando las palabras de Renesmee un segundo.

– Tú, simplemente no lo entiendes, hija. – Susurró. – Esto se escapa de mis manos o de las tuyas.

Raphael, Malenne y Alice estaban quietos, observando nuestra discusión familiar.

Al ver que Edward no podía ni quería agregar nada más, Renesmee terminó de darse la vuelta y salió corriendo hacia la puerta.

– Ness... ven, por favor. – Dijo Raphael mientras comenzaba a deslizarse por el mismo camino que mi hija había tomado.

El ambiente seguía tenso, y podía notar el enojo reprimido de Edward. Estaba enfado por la reacción de Renesmee, estaba conmocionado.

De seguro fue esa misma sensación de ira lo que lo guió a hacer lo que pasó a continuación.

Tomó a Raphael por el brazo, sujetándolo con evidente fuerza, tal vez demasiada.

El vampiro, que estaba más preocupado en seguir a Renesmee que en estar atento a ese repentino y sorpresivo agarre, se quedó sorprendido.

– Tú no eres nadie para seguirla. – Le dijo Edward con la voz llena de tensión. – No eres nada de ella como para que interfieras más en esto.

– Nosotros estuvimos a su lado mientras ustedes no lo estaban. – Respondió Raphael con los dientes apretados, claramente enfadado. – Ahora suéltame, porque nadie me dice lo que tengo que hacer en mi propia casa.

Edward suspiró fuertemente, pero no obedeció a lo que el amigo de nuestra hija decía.

Miré a Alice, que observaba la escena con el rostro tieso por la sorpresa, y a Malenne, que parecía menos perturbada que mi cuñada, pero igualmente inquieta.

– Suéltame, Edward Cullen. – Repitió Raphael. No había levantado la voz, pero igualmente sonaba temible. – No lo diré una vez más.

El miedo me invadió de nuevo.

Los dos vampiros se miraban el uno al otro, con los ojos dorados brillando con intensidad. Como esperando a que el otro hiciera el primer movimiento.

Solo eso bastaba, una mínima señal para que toda esa maldita tensión que se había originado tras la huida de Renesmee se convirtiera en una lucha hecha y derecha entre mi esposo y el otro vampiro.

La ira centelleaba en sus miradas, mientras dos gruñidos sordos se escapaban entre sus pechos, y se tensaban para atacarse en cualquier momento.

40 comentarios:

Soledad Rios dijo...

Hola acabo de leer este capitulo, me gusto pero sigo pensando que hay demaciadas ocpciones dando vueltas en el aire y realmente me gustaria que ya encaminaras a estos personajes en aquello que estes pensando para ellos. escribes muy bien la verdad que si pero de momentos dan ganas de matarte porque para mi que soy rapida leyendo siempre me quedo con sed de mas y ando contando los dias para el proximo capitulo saludos sigue asi

Anónimo dijo...

oh por dios!brillante ojala no peleen!nay

Anónimo dijo...

opino lo mismo que soledad... ya estaria bueno pabli que encaminaras luego la historia, te estas dando muchas vueltas...


Vanessa

Anónimo dijo...

No ya no me esta gustando estas dando mucha vuelta y la verdad se esta perdiendo el entusiasmo te enfocas mucho en una idea y ya a esta altura deberiamos tener una nocion de quienes serian los atacantes,a ademas pones la pespectiva de todos lo personajes y sigues rondando sin avanzar; sera que te quedaste sin motivacion alguna.
PDTA termina el asunto ya

darlyn dijo...

u.u. no lo puedo creer!! me qede plop! ojala q no peleen , yo casho q despues de este capiitulo emocionante aparece la vision de alice, la de una mujer q aparece, ahora si q va a ver una pelea aah, se me habia olvidado: yo casho q malenne va a obligar a edward y raphael a separarse .
pd: musshos saludos y besos . cuidate y te doy toa mi fuerza para q sigas escribiendo!! :D

mel... dijo...

me encanto mucho el cap... estuvo muy bueno.. ya te he dicho que me encantaria que se quede con raphl... pero bueno..
seria bueno si .. que ya alla un poco mas de emocion.. aunque sabes que me encanta como escribis!
me refiero.. a con quien se queda ness.. o que pasa con esa desconocida! ..
pero igual! me encanta como escribis! y cada ves te vas superndo mas a vos mismo! te felicito!♥..
estuve esperando toda la semana! para ya poder leer! jeje..
esperare otra semana ahora! je=P.. bueno te cuidas! bye♥

Rocío dijo...

Lo leí temprano y ahora de nuevo... también le he dado una mirada a los comentarios.
Mmmh, yo también escribo un fanfic, sé lo que se siente al leer las opiniones, sean buenas o malas... o mediocres, pero todas son un aporte al fin ¡Tu sabes Pabli cuánto amo a mis fans!
Pero a lo que voy es a lo que dice un anónimo un poco más arriba, o sea, todos sabemos que escribes de maravilla, eres genial y, bajo ese concepto ¿Por qué cuesta tanto confiar en tu criterio? Uno como creador sabe para dónde y cómo serán los sucesos. Obvio que un capítulo puede ser más o menos emocionante que otro, pero es que hay cosas que NECESARIAMENTE deben escribirse, para entender lo que sucede después ¿O no? y si ocupan tooodo un capítulo, es porque así lo merecen.
Sé que tu odias el relleno tanto como yo, así que no dudo de que ¡Vamos bien encaminados!

Así que, sigues teniendo mi apoyo incondicional y, como dijo alguien por ahí, no es por adularte, tu sabes que no es así, porque cuando tengo que decirte algo, lo hago, porque sé que no dudarás de que te quiero, amigo mio.

Rocío dijo...

Ahora, vamos al capítulo de hoy...

¿Enviar a Nessie sola con los hermanos? Mala idea, ¿En qué está pensando Bella? (En Jake) obviamente no con la cabeza, sino con la desesperación, porque... ¿No es a Nessie a la que persiguen? o sea, eso es lo que da a entender la visión de Alice, entonces ¿No habrá que protegerla? Si hasta Edward encuentra que perdió la chaveta, jajaja, cuando la escucha dar su gran plan y la mira como ¿Estás loca?

Es imposible saber qué va a suceder ahora, imagino que se avecinan tiempos difíciles, sobre todo con las reacciones de Nessie...

Habrá que comprenderla, sólo tiene 7 años jajaja, pero es que es tan infantil, mimada e hijita de papá... una fiel copia de Bella 7 años atrás.

Y en cuanto a Edward y Raph, ¡Pelea! ¡Pelea! no, no es que quiera ser violenta, es que eso sería algo muy sexy de imaginar... mis dos preferidos luchando ¡Guau!, ni siquiera puedo apoyar a uno más que al otro...

Besos, Pablo, muchos abrazos y ¿Cuándo subes el próximo? jajaja

Anónimo dijo...

estuvo bien,pero sigue faltando algo...
No sé, desde luego el primer libro me gustó más que lo que llevas del segundo,te animo a que retomes la narración como al principio.

Anónimo dijo...

En cuanto al comentario de Rocio sobre la pelea,pr favooor , a mi tambien me cae bien Raph pero por supuesto siempre apoyaria a Edward.
Yo creo que todos los fans de crepusculo prefieren a EDWARD sobre todos los demás.
¡es tan rico!

Anónimo dijo...

me parece bueno igual que el resto de la historia, pero me parece que te vas mucho por las ramas y le estas dando muchas vueltas a una sola idea, pero te felicito por la dedicacion y por darnos la oportunidad de seguir con una historia que a muchos nos encanta. me gustaria que publicaras mas seguido los capitulos ya que siempre nos dejas con la espectativa.

Argen dijo...

Me encanto el cap Pablii! :D
Quee mal que Ness se sienta de esa manera, tonta! :(
Ufff cueento los diias pa el prox cap!.. Pelea o no pelea?? Queee emocioonn!..
ME ENCANTO! ;)

Anónimo dijo...

Me gusto el cap pero estoy en lo mismo que soledad..
no me gusto mucho como se comporto Nessie,pero a la vez me gusto xD
espero el prox capitulo con ansias :D
besos *-*

amelia dijo...

Hola, sensacional el capitulo,pero me gustaría que publicaras mas seguido,una semana es mucho tiempo.

Mickytaa dijo...

Bueno, que queres que te diga.. ya sabes que soy team ralphesme.. pero no me lo podes mezclar con mi super team edward, osea, es EDWARD, se entendio? E D W A R D

Con respecto a lo demas, el primer plan de ralph era sensacional, todos juntos, todos con poderes espectaculares, al pedo tanta pelea u.u

Anónimo dijo...

Pero...
Estoy igual que Soledad, me refiero a que ya debería haber pasado algo, al final se va a terminar volviendo aburridor. Además Jacob Debería ir allá y como hablar con Renesmee, él debería llevarla a Denali. Y sería super que Raphael y él hablaran de Renesmee. Al fin y al cabo. Meyer quizo que JACOB & RENESMEE Estuvieran juntos y me parece que así es perfecto.

Anónimo dijo...

Estan entretenidos los capitulos, pero la verdad son otros personajes, como que no guardaste la escencia de los originales.
En cuanto a lo que paso el capitulo de hoy, yo creo que Renesmee se comporto así por influencia de Malenne y al final, ella va a tener que ver con el ataque

Janeth dijo...

Ay a mi me parece fenomenal yo pienso igual que rocio ya la trama debe estar decidida y la idea es precisamente crear todo este suspenso para mantener la incertidumbre.....sigue asi, cada vez que termino un capitulo deseo ver pronto el otro, y pienso que esa es la mejor señal que vas bien...exitos

lisy dijo...

Nessie se esta portando como cualquier joven de su edad, la edad que representa, y quiere mostrarles a sus padres, a sus amigos y a si misma, que es lo suficiente madura para enfrentarse a situaciones serias y salir adelante.
Bella esta tratando por cualquier medio de salvarle la vida por segunda vez, y Ralphael la ayuda porque entiende su desesperacion y tambien porque a el le interesa la vida de Nessie ya que la ama profundamente.
Edward esta teniendo sentimientos contradictorios. Por un lado no quiere exponer a su hija al peligro por otro entiende que ella quiera estar con ellos y demostrarles que es parte de la familia y que si ellos se estan arriesgando, ella tambien hara lo mismo. Despues de todo es a ella a quien quieren eliminar.
Edward trata de detener a Raphael cuando va a seguir a Nessie, para que no la moleste y ella pueda sacar su fustracion ademas el quiere desahogarse de todo lo que siente ya que cree que Raphael tiene parte de la culpa de lo que le pasa a su hija

lisy dijo...

PABLI, tu capitulo es exelente. Todo lo que escribiste es importante y forma parte escencial de tu narracion. No sobra ni una sola palabra en tu historia.

No olvides que esta obra es tuya y tu la estas creando a tu manera.

Besos y abrazos,

LISY

NANDA dijo...

MMMM h4ber haber no no x dios no kiero pelea k le pasa a mi edward k no s descargue con mi raph xfis

st weno con respeto a nessie jajaja sta = d rebelde k yop eso pasa a sta edad...pero de verdad s injusto k la hechen a un lado s k me gustaria k ella usara su dones tambiem seria una wena arma para lo k viene o no???........a mi se me hace k ella no se va a kedar d brazos cruzados mientras los otros pelean¡¡¡

a serio me gusto la idea de malenne k nessie se vaya con raph..... creo k es lo mejor¡¡¡¡¡
weno pabli ya creo k va siendo hora y nos des unos detalles mas weno creo k eso lo veremos n l proximo capi weno creo¡¡¡¡

oh serio k paso con el chico k kedo mal de la cabeza???? no recuerdo l nombre sorry¡¡¡¡

rochy15_17 dijo...

omg,sera k se pelearan? no creo,o eso espero
excelennte cap.
besos
hasta la prox semana

Mariel dijo...

me gusto pero estoy kedando muy decepcionada x la actitud de renesmee, es muy infantil y estoy segura ke ni Edward ni Bella la educaron asi, ellos y toda la fam estan kedando mal, la historia va bien...solo eso no me agrada...espero pronto leer el proximo capitulo...ay pero ke nessie madure y no sea una niña malcriada...

paolita dijo...

Wuauuuuuuuu... Dios Edward fuera de sus casillas??? Q va Ha pasar??? espero q no pase a mayores... y por Dios Nessi, si no quieres ser tratada como una bebé, no t comportes como una!!!

Anónimo dijo...

hola!!
Soy nueva en tu blog me encanta la forma en que escribes te asemejas mucho a la forma de relatar de stephany. me encanta esta historia es lo maximo aunque se que tu eres la que tiene el control creativo de la historia me encantaria que renesme se quedara con ralph no es que odie a jacob sin embargo me gustaria mas que fuera algo asi como que en realidad se diera cuenta que en realidad esta imprimado de lia o algo asi simplemente prefiero que nessi se quede con ralph pues me parece una relacion mucho mas profunda.

no me mal interpretes amo como escribes simplemente es mi forma de ver las cosas aunque claro la historia esta muy bien encaminada

Felicidades!!

Sary Madera dijo...

Tengo q decir q me gusta mucho tu manera de escribir sobretodo cuando los personajes hacen sus puntos de vista y eso... Pero ps ya kiero q te enfoques en lo q va a pasar ps la pelea o lo q sea q los este asechando...
Y ps tambn entiendo a Nessie q no los kiere dejar y todo ese cuento q de la creen niña, pero tambn debe entender q no ayuda en nada ahi, y fue muy grosera con Bella!!!

Para terminar te felicito eres de verdad bueno en esto...!!! Besitos!

Anónimo dijo...

esto se ha vuelto tan instrospectivo, que si realmente redujeras la accion, te quedarian dos parrafos. Todo el tiempo, es como se siente Bella, las conclusiones, los recuerdos, sus opiniones y entiendo que es importante conocer profundamente a los personajes, pero en tres capitulos al menos, no ha pasado nada, puras remembranzas.... me encanto tu fic en la primera parte, fresco, agil, divertido, realmente me pique con el, pero esta meseta es terrible, no por que escribas mal, sino por cuanto timpo mas nos vas a seguir teniendo en el limbo. Creo que menos chachara y mas accion. COn todo respeto. Soy Silva, pero no me deja publicar con mi nombre

armi2555 dijo...

PAAAAAABLIIIIIIIIIIIII!!! me muero!!! que capitulo mas emocionante!!!! mierda para los q se quejaban de tu gran libro!!!! estoy tan emocionada q ni lei los comentarios, solo queria FELICITARTE!!! Nunca dudes de tu capacidad amigo!!! Te quiero mucho!!! y ruego q rapido llegue el viernes!!!!

armi2555 dijo...

ya lei los comentarios, y completamente de acuerdo con rocio!!! vos sabes q poner y q no, al igual q S.M. yo tb crei q algunos cap eran aburridos y al final... TODO TENIA SENTIDO!!, y yo tb leo bastante rapido, pero no por eso me te voy a presionar, cuesta escribir si uno tiene una vida, eso es, estudios, trabajos, amigos, no es facil, asi q... yo espero pacientemente y gracias por el shot de adrenalina de hoy!!!

Jesica dijo...

Estuvo bueno, pero coincido en que estaría bueno adelantar mas y no dar tantas vueltas, es como que con cada capítulo lees lo mismo que el anterior y solo se agrega algo al final.....Alice ya tendría que ver por lo menos al atacante cerca....y estaría bueno que Nessi, Raphael y Marlene vallan a forks, ahí tendríamos otro conflicto a parte de la amenaza externa, como reaccionara Jacob cuando vea a Raphael con Nessie? es solo una opinión......Igualmente creo que sos exelente escribiendo y que al margen de las opiniones que te podamos dar vos siempre tenes que ser fiel a tu idea y mantener tu linea.....sino no quedarías conforme con el resultado y eso seria peor que cualquier critica......Besos.....
Espero ansiosa el próximo capitulo!!!!
P.D: Me estoy quemando la cabeza pensando el el/ la atacante....creo suponer quien es.. es posible que sea Michelle???? ( es obvio que no me lo vas a decir pero va a quedar registrada mi suposición por si llego a acertar !!!! jajaja)

Anónimo dijo...

QUEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE!!!!!! XFA XFA PIBLICA EL OTRO CAPITULO!! QUE COSA MAS BUENAS :d MILLARDOS DE EXITOS (k)
MARIJO DE VENEZUELA

Eliana Jurado dijo...

Pabliiii :
quiero decir que me encanto ,no debes hacerle caso a las personas que te dice lo que tienes que hacer o escribir , tu eres el que lo escribe y relata tal como a vos te parece que esta bien te eh seguido desde el 1° capitulo del libro 1 me parecio que vos sabes lo que queres dejarle a la gente con tus cap con la intriga de saber mas y demas , pasando al cap me parecio que edward no fue muy duro con reenesmee como vaa dejar que trate asi a su padre y madre , creo que tendria que intervenir jacob y llevarsela o luchar con ellos en juneau , quisas quiera pelean de ed con raphel ,me agrada raphel seria team raphel pero si tubiera que elegir elegiria el team de EDWARD DE EDWARD SIEMPRE FUE Y VA A SER EL !

Anónimo dijo...

wow!! QUE CAPITULO!!!
me hiciste llorar!!jaja

bueno...soy el mejor!!! sabelo!;)

espero que sigas con esto xq lo haces muy bien!!

besos y muuucha suerte!!

K@R€N ♥♥

Anónimo dijo...

sorry era
sos el mejor!! jaja

K@R€N♥♥

Anónimo dijo...

Acabo de leerlo.. guauu..! m ha gustado mucho, la verdad..pa cuando el proximo.. yo tmb creo q Malenne tiene algo q ver ja ja..no digo q Reneesme acabe con Raph pero no sta demas q Jake supiera q tiene 1 competidor y q podria ponerselo dificil, a ver si se acuerda q cuando era Bella humana, el se volvio mu mu mu pesado.. ja ja (se nota q soy "team" Edward..?)..diria q podria entender a Nessie en cuanto a q se sienta asi, cuando parece q vive en una burbuja, peeero.. creo q Malenne ha hecho algo con su don.. no se, m tiene con varias teorias.. je je.. q mas.... Ah, si..!! Imaginarme a un Edward en plan lucha..m mola..umm..siempre y cuando no le pasara nada eh...relatas mu bien el dolor de los 2 cuando su hija les enfrenta, su forma d ser lo plasmas mu bien respecto a los personajes de Meyer (me encanta cuando lo cuenta Edward....)..iba escribir mas cosas pero no m acuerdo d todo (voy sobre la marcha jajaja).. Aunque si pondre algo mas...dicen q le stas dando muxas vueltas, creo haber leido tmb q puede aburrir, q todo deberia estar mas definido, etc..Mira, lo haces FENOMENAL. Como no lo escribimos nosotros es mas facil criticar..ideas tenemos todos pero no todos somos capaces de plasmarlas como tu si has hecho, asi q gracias x continuar con esta historia, es tuya, y TU decides..!! Sigue asi.. uff q toston solte no..¿? sorry.. y otra vez GRACIASSSSS
Fany.(Alicante, España)

Brenda "cullen" dijo...

Me fascino el cap. Era algo q esperaba de Reneesme, pero no de Edward , Esa pelea o no pelea será genial. Tengo muchas suposiciones pero las voi a guardar para mí. Todos tienen su forma de ver la historia, sus ideas, conjeturas , etc. pero no olvides q el escritos eres tu , y el q le va a dar lo escencial como lo vienes haciendo hasta ahora eres tu.
Creo q no escribes parecido a Meyer, y eso es bárbaro, creo q deberían despegarte de esa crítica.
Y en cuanto a las idas y venidas es parte de la trama como dije todos tienen sus especulaciones, pero a mi parecer eso es algo fundamental en una narracion de este tipo... se trata de suceso y transición,se resume a : no le des importancia pabli!! Continua escribiendo .... el autor eres tú y nadie nadie debe confundirte acerca de la idea original. Beso!!

Meel dijo...

Me mataste Pabli! como me dejas asi!! :o ahora qiero saber en qe termina eso! y se viene otro final del libro? enserio? ya termina el segundo? parece mentira! como si haría menos de un mes qe empecé a leer tu novela jaja bueno pabli, espero con ansias el proximo capitulo! :D

tanya dijo...

me encantoo el cap
este es el 2 comentarioo q t deviaa eehh jajajaj Xd
ti adoroo y me fascinaaa tu novelaa ♥
yorge

vivi denali dijo...

me encanto pero me sorprendió la reacción de ness la pobre la esta pasando mal espero que no pase nada malo entre edward y raphael

Anónimo dijo...

jajaja ayy se van a dar duro este par jajajajaj... kt