Antes que nada quiero darles la bienvenida, muchas gracias por visitarme y leer esta historia, la que tanto disfruté escribiendo.

Nada podría hacer para agradecérselo,

Pablo Sanz.


Disclaimer

Los Personajes de esta historia no me pertenecen. Son propiedad de la señora Stephenie Meyer, autora de la Saga Crepúsculo, y por lo tanto, esta novela es solamente un Fan Fiction de mi autoría, que no guarda relación alguna con ella o cualquier otra cosa referente a su persona.
Aclaro esto, para evitar malos entendidos.

Seguidores

viernes, 4 de febrero de 2011

Capítulo Veintinueve: Furia

Este es el Comienzo del Final...!
Solo Diez capítulos nos separan de la culminación de esta historia...!

Saben que los quiero muchísimo!

Por favor comenten que es lo que les parece el capítulo,
Saben que sus opiniones me importan mucho...!

Pabli



Libro tres: Renesmee

Prefacio

Y entonces, cuando creía que nada podía ser peor, La realidad se distorsionó.

No había en el mundo ser más terrible que el que estaba ahora en frente de mí.

Ni tan hermoso.

Todo dejó de cobrar sentido en el momento que entendí que tal vez no sobreviviría.

Era el fin, y no tendría oportunidad de despedirme de aquellos a los que tanto amaba, y siempre amaré.

La venganza brilló en los ojos de mi cazadora. La escena no era muy diferente a la historia que ya había oído antes.

Las Swan no parecían estar rodeadas de tranquilidad.

Estábamos hechas para no poder defendernos, para no poder luchar sin necesidad de pedir a otros que nos protegieran.

Tal vez ese era el momento de cambiar, como lo había hecho mi madre. Ella ya no era débil. No más. Era ahora la más poderosa entre los nuestros.

Pero lo había sido, pues ese era mi primer recuerdo. Su fragilidad.

Encontró el camino para no serlo más. Esa era la clave.

Entonces, otra chispa de intuición se encendió en mi cabeza. Todo estaba dicho, Alguna de las dos no dejaría ese claro en las montañas, pues este se transformaría en la tumba de una.

Furia

No podía entender lo que mis ojos observaban.

Me negaba a aceptar que esa persona que estaba de frente a mí fuera quien yo creía que era.

¡No! Imposible, ¿Por qué eso habría de haber pasado?

Carecía por completo de lógica...

Pero mis ojos no mentían, y a pesar de que todo aquello no tenía ni pies ni cabeza, reconocía a esa mujer, o tal vez debería decir adolescente, que se apoyaba con tanta tranquilidad en el cristal que nos resguardaba del frío exterior.

Se habían producido grandes cambios en su rostro.

Había sido una mortal hermosa, eso nunca lo había tenido en duda, pero ahora, convertida en inmortal, era preciosa, simplemente parecía una diosa griega, irradiando belleza.

Su tez, de un tono tan claro como el hueso, resaltaba frente a esa gran pared de cristal, que reflejaba la negra oscuridad de la noche, y sus rasgos estaban tan perfeccionados, que parecía un ángel de cabello castaño.

Nunca había visto un par de ojos tan intensamente rojos. Sin contar los de mi madre, cuando recién despertó del sueño agónico de tres días que le dio la inmortalidad que tanto había deseado.

¿Cómo se le ocurría siquiera merodear por ese lugar, tan lleno de humanos, con esa mirada diabólica? No entendía como no había logrado llamar la atención de la gente, que caminaba a su alrededor, pero que por algún motivo en particular, no la observaban, como si en realidad, no estuviera allí...

Como si fuera capaz de leerme la mente, buscó en sus bolsillos, y extrajo un par de lentes de sol. Se los colocó, como quien no quiere la cosa, a pesar de que eran completamente innecesarios. La noche gobernaba por completo el cielo, y a pesar de que había grandes nubarrones cubriéndolo casi por completo, de vez en cuando asomaba la luna, que iluminaba todo con su brillo plateado.

Tenía sus ojos clavados en nosotros cinco, que no teníamos idea de que hacer ante todo eso.

Mis padres estaban tiesos como tablas, simplemente observando. Tal vez intentaban idear algo, pero no encontraban en sus mentes ninguna solución pacifica.

La pose relajada de la neófita solo podía causarme miedo, porque no encontraba una razón para que apareciera allí por un motivo pacifico. No estaba en el aeropuerto para desearme buen viaje, desde luego que no.

Algo dentro de mí me aseguraba que todo aquello no iba a terminar bien, y que esa presencia, tan inesperada, prometía violencia.

No entendía como todo había pasado de esa forma.

Intenté recordar algún detalle de la última noche que había tenido noticias de ella...

El recuerdo del mensaje que había dejado en mi móvil llegó a mi mente en un primer plano perturbador. Su voz llorosa, su arrepentimiento, y el grito desesperado que había emitido cuando alguien, ahora podía imaginar que era un vampiro, se acercó a ella y le provocó algún mal.

No tenía en la memoria alguna otra cosa que me ayudara a descifrar algo...

Solo había pequeños detalles.

Esa no era la ropa con la que sabía que había desaparecido. Vestía una chaqueta de color negro, con unos pantalones que sabía que no le gustaban, porque siempre me había dicho que los jeans rasgados no eran su estilo, unos zapatos bajos que tampoco eran de su agrado, porque a pesar de ser alta, amaba usar tacos altos.

No, vestía el vestido de gasa blanca. Había ido conmigo a comprarlo, y sabía que ese era el que finalmente había terminado usando porque era mi amiga, y la conocía...

Más de dos semanas habían pasado, en las cuales no había tenido una sola noticia de ella, pensando y volviendo a pensar en las cosas terribles que podría haber sufrido...

Pero jamás, bajo ningún concepto, había imaginado esto.

¿Qué había pasado con Michelle?

¿Qué demonios significaba que mi mejor amiga humana estuviera ahora, a escasos metros de mi y mí familia, transformada en una vampiresa?

El tiempo se detuvo con demasiada brusquedad. Mi mente solo podía remembrar los buenos momentos que había pasado con Michelle, que ahora rondaban mi cabeza, buscando un sentido dentro de todo ese remolino de incertidumbre.

Nadie hacía nada. Todos nos mirábamos unos a otros. Malenne la había reconocido, desde luego. La había visto muchas veces conmigo, y también por todo el campus, como para no darse cuenta de quien se trataba. Mi padre la había podido percibir en mi mente varias veces, y mi madre había dicho que vio su fotografía en la televisión...

No había ni el mínimo margen de error.

Esa neófita era Michelle.

El sonido a mí alrededor se había transformado en un zumbido de fondo, en el cual era incapaz de escuchar algo nítido, todo había mutado en la parte de otra cosa. Nada sobresalía por si misma...

Era como el ruido que emite un televisor cuando se queda sin señal. Monocorde e insoportable.

Su inactividad me provocaba terror, pero sabía con una certeza que no tenía base en nada, que si hacía algo, sería algo espantoso.

¿Cómo se atrevía a merodear por ahí con tanta impunidad? ¿Portando esos terribles ojos rojos, y también, a pesar de todos los cambios físicos que había sufrido, siendo la persona más buscada del estado de Alaska en esos momentos...?

Sus padres no habían bajado los brazos en ningún momento, con la esperanza de encontrarla con vida.

Bueno, estaba viva, eso era lo bueno, lo que dentro de todo eso podría llegar a causarme algo de alivio, pero ¿Tenía que estarlo de esa forma?

Yo no consideraba la condición de vampiro como una condena. Era completamente natural para mí. Así como aceptaba que Charlie era un humano, o Jacob un hombre lobo.

Mis padres eran vampiros, y no podría estar más feliz por ello. Eso significaba que no estaba destinada a despedirme de ellos, como sí pasaría con mis abuelos humanos, o el resto de la manada...

Intenté pensar en que incluso Jacob podía contarse dentro de ese esquema, pero mi mente se negaba a materializar la idea. El solo supuesto me daba pánico.

Pero, ¿Michelle?

Mi tía Rosalie siempre decía que ser vampiresa era para ella como una maldición, un castigo. Que su final como humana habría sido afortunado si hubiera terminado muerta, y no convertida.

Casi del mismo modo pensaba mi padre. Al igual que mi abuelo.

Ellos eran los tres miembros de mi familia que estaban en una especie de conflicto interno por su condición, aunque de hecho estaban contentos con lo que la inmortalidad les había dado.

Los amores de sus existencias.

¿Cómo percibía mi amiga los cambios en sí misma? ¿Para ella eran un regalo, o una maldición?

Me asombraba el autocontrol. Nunca había visto a un neófito tradicional. Mi madre había sido el contraejemplo perfecto, por lo que todo lo que sabía acerca de ellos, eran experiencias del resto de mi familia y relatos de la guerra que habían combatido tiempo antes de mi nacimiento.

Entendía que el rasgo característico era la sed y la falta de control del nuevo cuerpo que se posee, pero esto no parecía presente en Michelle.

Su pose era relajada, como la de cualquier otra persona que esperaba a que su vuelo despegara.

Según todo lo que sabía, esto no era natural.

– No puedo creer esto. – Dijo mi madre, tras esos segundos que me parecieron eternos.

– Yo tampoco... – Susurré, atónita.

– ¿Qué hacemos? – Preguntó mi tía Alice, de pie inmóvil a solo unos pasos de donde me encontraba.

– No lo sé... – Murmuré. – Realmente no lo entiendo... ¿Cómo pasó esto?

– Edward, ¿Puedes leer sus pensamientos...? – Consultó Malenne con mi padre, que de repente compuso una cara de concentración.

– Tiene la mente tranquila... – Anunció con el rostro tenso. – Ella me conoce, sabe lo que puedo hacer. Alguien la ha prevenido muy bien con respecto a nosotros.

– ¿Cómo es capaz de ese autocontrol...? – Preguntó mi amiga rubia, que no podía creer, al igual que yo, y evidentemente el resto de mi familia, como Michelle estaba en ese estado de tranquilidad. – Esto no tiene lógica, no debe tener más de dos semanas, no debería ser capaz de caminar por aquí sin tener la necesidad de acabar con todos los humanos...

Mis padres y mi tía asistieron, mostrándose de acuerdo con ella, pero no emitieron ningún comentario con respecto a ello.

Simplemente no tenían respuesta alguna.

Había recuperado la capacidad de oír, y en ese momento, una mujer anunció a través de lo megáfonos que el próximo vuelo en despegar era el que deberíamos con mi amiga.

Me quedé de pie, sin moverme un solo centímetro. Lo mismo hicieron los demás, que de seguro se habían olvidado por completo de nuestra resolución. De repente el viaje a Denali se borró por completo de nuestra lista de opciones, porque por primera vez en todos esos días de desconcierto, alguien había movido las piezas del juego, que nos encerraban de una forma completamente inesperada, porque no era mucho lo que podíamos hacer allí, con Michelle esperando a hacer no teníamos idea de qué.

Algo me decía que tenía que acercarme. Me decía que caminara hacia ella y habláramos, pero sabía que no me lo permitirían. Ni siquiera en el más liberal de los días de mis padres, algo así pasaría.

Aún así, de un modo inconsciente, me adelanté solo un paso. No sabía en que podría ayudar, pero igualmente lo hice. El segundo salió con naturalidad, pero no pude marchar más, porque inmediatamente la fría y dura mano de Malenne me impidió seguir.

– No, Renesmee. – Dijo. No era una orden, solo un consejo. – No te das cuenta de que no tenemos idea de lo que esta haciendo aquí...

En ese segundo, mi tía Alice emitió un largo jadeo.

– La visión... – Murmuró con la voz de una persona moribunda. – Los cristales...

Pero no hubo tiempo para ninguna otra conjetura, porque en ese segundo que desviamos la vista de ella, Michelle realizó esa misma escena que sabía que se había materializado en la mente de mi tía.

Reinó la confusión por unos cuantos segundos.

Lo hizo tan rápido, y con tanta eficacia, que sabíamos que no había posibilidad de que los humanos lo hayan visto. Para ellos, seguramente fue una explosión como cualquier otra, que podría pasar en cualquier lugar.

Aunque no en ese lugar...

Se acercó al enorme ventanal, y como si estuviera hecho de papel, le propinó un gran puñetazo. La enorme pared de cristal tembló una mínima fracción de segundo, antes de que las grietas comenzaran a formarse desde el mismo centro donde Michelle había estampado su puño de piedra. Unos cuantos fragmentos del tamaño de un grano cayeron al suelo, antes de que el ruido rasgara el aire, y los vidrios de tamaños enormes fueran expulsados hacia adentro por la fuerza misma del golpe y el viento que azotaba en el exterior.

No hubo tiempo para que nadie se girara a ver el origen del ruido que destrozó el muro cristalino, porque todo se volvió un caos demasiado rápido. Los pedazos de vidrio roto rebotaban en el suelo, creando un sonido agudo, y un eco un poco menos intenso cuando los pequeños fragmentos en lo que se partían chocaban también contra la superficie plana del piso.

La gente comenzó a correr hacía cualquier dirección, sin tener idea de que demonios había pasado. Nadie había prestado atención a la hermosa muchacha que había originado todo aquello.

El griterío comenzó de un segundo a otro, y nadie parecía reparar en nosotros, que nos mantuvimos inmóviles por un momento, procesando todo aquello.

La enorme pared de cristal, que tenía como diez metros de alto, continuó destrozándose, mientras todos corrían.

Mis instintos más básicos se direccionaron a salvar a la mayor cantidad de gente que pude.

Corrí, no me importó qué, para salvar a dos pequeños niños que estuvieron a punto de ser aplastados por una gigantesca plancha de vidrio. No sabía si alguien me había visto, pero lo cierto es que había sido demasiado rápida.

Pero no importaba lo mucho que hiciéramos. Llovían cristales filosos y puntiagudos, y ese lugar estaba abarrotado.

Mis padres, mi tía y Malenne también intentaron salvar a algunas personas, resguardándolas de esa lluvia mortífera.

Pero no éramos suficientes como salvarlos a todos.

De repente, hacía donde quisiera que mirara, había cuerpos.

Una punzada de dolor me perforó el corazón cuando vi a unos niños pequeños con enormes cortes por todo el cuerpo, tirados en el suelo como pequeñas marionetas abandonadas.

No respiraban.

Más allá, una pareja de unos treinta años. Ni en la muerte habían querido separarse. Sus cuerpos estaban deshechos, pero sus manos se mantenían juntas, como un signo de que ni la muerte puede destruir al amor.

Y eso era todo lo que podía ver, no importaba hacia donde girara.

Muerte, muerte, muerte...

La tristeza era demasiado fuerte para mí.

No entendía por qué había hecho una cosa así...

¿Qué culpa tenían las personas de ese lugar? ¿Por qué ellas tenían que pagar con sus vidas? Si era a mí a quien quería aquel o aquellos que habían trasformado a mi mejor amiga humana en esa maquina asesina. ¿Por qué no simplemente venir directamente?

No veía otra cosa que no fuera maldad en esa acción despiadada.

El caos no duró más de unos segundos, pero al final, mucha gente yacía muerta, en el suelo. No tuve el valor de contar los cuerpos, porque eso me habría hecho un mal terrible.

Comencé a llorar, sin poder detenerme.

Nos habíamos movido a tanta velocidad, en ese espacio donde reinó la confusión, que nadie se había percatado de nada.

No tenía un solo rasguño en las ropas, y mucho menos en mi piel de acero, que ahora la percibía fría, y no caliente como siempre.

Sentía como si mi corazón quisiera salirse de mi pecho, renunciando a esta vida maligna y a este mundo calamitoso.

Pero no hubo tiempo más tiempo para lamentarme.

En cuanto el miedo desapareció, pude ser consiente de otra cosa.

Todos pudimos serlo.

Los sobrevivientes se arremolinaban a las salidas, con el pánico de que todo se volviera a repetir. Los pocos guardias de seguridad que se encontraban allí, y que habían sobrevivido, tomaron el mando de la situación, gritando que nadie perdiera la calma.

Como si eso fuera posible...

Busqué con la mirada a la causante de todo.

Michelle había desaparecido en cuanto realizó la hazaña que sin duda alguien le había encomendado.

Pero no fue eso lo más exasperante ni lo más aterrador.

Sino el fuerte olor a sangre que comenzamos a sentir todos, una vez que todas las demás emociones desaparecieron. Una certeza de que yo misma, y mi familia, podíamos convertirnos en una nueva fuente de terror entre los humanos que agonizaban en el suelo, y los que estaban desesperados por escapar.

Era demasiado fuerte, demasiado embriagador. Demasiado todo.

Quemaba en mi garganta con furia, y la saliva en mi boca se produjo en un solo segundo.

Podía controlarme a la perfección si se trataba de humanos. Pues había estado rodeada de ellos por meses, sin que nada perturbara mi autocontrol.

Pero ahora...

El olor a sangre fresca flotaba en el aire, tan asquerosamente adictivo que mi cuerpo se puso rígido.

Entendía porque había escapado corriendo Michelle.

Las órdenes que le habían dado eran esas.

Provocar el daño y huir, porque al final de cuentas, era una neófita. No hubiera podido soportarlo.

Por eso había corrido, incluso antes de que el primero de los cristales tocara a uno de los humanos.

No pude pensar mucho más en eso, porque las esencias prohibidas se arremolinaban en mi nariz, tentándome como nunca.

Las fragancias levitaban en el aire, y esos dulces aromas me llamaban, cantaban...

Miré a mi alrededor, pero fue una mala idea, la visión de la sangre en los cuerpos produjo un revoltijo en mi estomago, por el asco. Pero ni ese panorama macabro podía atenuar el ardor de mi sed...

Me maldije en ese momento por ser un vampiro. Mi mano voló hacia mi reseca garganta, como si de alguna extraña forma, ese contacto pudiera mitigar el dolor y sobre todo la culpa.

No funcionó, desde luego.

Sentí mi cuerpo convulsionarse de pura sed, de puro dolor. Mi corazón, esa parte humana de mi ser, me decía que sea fuerte, pero mi naturaleza de vampiro gritaba a todo volumen que me rindiera, que no era lo suficientemente fuerte como para resistir todo aquello.

“Deja de respirar” Me dije a mi misma, pero era fácil decirlo, mas no hacerlo. Cada bocanada que tomaba en ese aire saturado era una delicia para mi cuerpo, que se tensaba más y más a cada momento para saltar sobre el cuerpo más caliente y cercano.

– ¡Dios...! ¡Ayúdame...! – Susurré para mi misma. – no puedo yo sola con esto...

No se cuanto tiempo pasé deliberando acerca de aquello, solo sabía que de un momento a otro, estaba en manos de Malenne, que me sujetaba con fuerza a su pequeño cuerpo de sirena.

– Camina, Renesmee... – Murmuró con urgencia. – No podemos estar aquí por mucho tiempo más.

– ¿Cómo puedes soportarlo...? – Le pregunté con urgencia, mientras mi cuerpo se doblaba solo por el dolor que me causaba la sed.

– Deja de respirar... – Dijo en voz baja, y pude percatarme que se estaba quedando sin aire. No respiraba.

Giré el cuello, y mi padre sostenía a mi madre a su costado, atrás los seguía mí tía, que se tapaba la boca con la mano.

Mi madre tenía oculto el rostro en el pecho de su esposo, intentando no ver el escenario en el que nos deslizábamos.

Un guardia de seguridad nos interrumpió el paso.

Intenté no mirarlo a la cara, porque tenía un corte muy profundo en el rostro, que le iba desde el nacimiento de la ceja derecha hasta casi llegarle al mentón. El olor de su sangre, con un gusto muy parecido a café y chocolate, me golpeó de lleno al momento en el que se aproximó a nosotros para decirnos algo.

– Deben ir al estacionamiento. – Ordenó. – Allí estamos colocando a los evacuados y a los sobrevivientes con heridas leves. Si alguno ha sufrido algún daño háganmelo saber ahora mismo, porque las ambulancias no tardaran mucho en llegar, y los heridos son demasiado.

– No hemos sufrido mal alguno. – Dijo mi amiga en voz baja.

– Entonces sigan hacía donde les he indicado. – Determinó. – Manténganse unidos y no vuelvan a ingresar al edificio, la policía no tardará en llegar, tampoco.

Malenne me arrastró, porque no tenía la coordinación suficiente para moverme por mi propia voluntad, estaba tiesa, de pie, sin dar ningún tipo de señal de movimiento, o incluso de vida.

Una vez afuera, donde el viento era frío y perseverante, pude inhalar algo de aire fresco. Eso mitigó bastante el dolor de mi garganta, pero no logró relajarme del todo, el aroma a sangre estaba presente en todos lados, aunque no tan fuerte en ese lugar.

Nos alejamos de la multitud de personas que se encontraban allí, algunas heridas levemente, otras con cortes delgados que ya no sangraban. Todos estaban con el rostro perturbado, mirando con desconfianza el edificio que nosotros acabábamos de dejar a nuestras espaldas. El miedo se sentía en el ambiente, tan presente como si fuera una persona, un invitado indeseable y persistente.

Caminamos unos cuantos pasos hacia un lugar despejado, donde soplaba una brisa polar refrescante y sanadora para mis ansias ocultas.

Me sentía humillada, terriblemente enferma.

– ¿Cómo pudieron resistirlo...? – Pregunté a todos, no quería sentirme como la única débil.

– No fue algo fácil, créeme. – Contestó rápidamente mi tía Alice. – Nunca he estado tan cerca de flaquear como ahora...

– Mamá, ¿Estas bien? – Quise saber. Ella era un vampiro joven, tanto como yo, por lo que en ese momento, que tenía la mente despejada, pude darme cuenta de que mi padre la sostenía a su costado, era porque ella no quería sentir el olor.

– Sí, hija. – Musitó entonces. – Creo que sí. Todo ha sido demasiado fuerte...

Se acercó a mí, y me abrazó con fuerza, respondí al gesto con igual intensidad, y así estuvimos unos segundos, para luego hablar acerca de lo inevitable.

– Era tú amiga... – Dijo mi padre. No lo estaba preguntando, solo era la constatación de un hecho. – La que desapareció.

– Sí. – Respondí. – Esa vampiresa era Michelle...

– Esto es mucho, mucho más grave de lo que previmos... – Dijo mi tía. – Si alguien se tomó la libertad de convertir humanos... ¿Se das cuenta de lo que esto significa...?

– ¿Humanos? – Pregunté. – No, no puede ser que hayan transformado más que a ella. – Pensé un segundo en las noticias y en algún informe que haya podido leer en los últimos días. – No ha habido desapariciones, ni nada...

– Pero no entiendo... – Comenzó mi madre. – No es lógico que el rastro de Michelle apareciera en Forks. No le encuentro nada de sensato.

– Yo tampoco... – Convino Malenne. – Es decir... La transformaron en Vandebilt Hills y la llevaron hasta la península de Olympic... ¿Para qué?

– Parece ser que todo es como pensamos al principio. – Opinó mi padre. – Fue un simple señuelo para que viniéramos corriendo hacía aquí... Pero hay algo que no entiendo...

Se quedó meditando por unos segundos, antes de seguir hablando.

– No eligieron al azar. – Murmuró. – Convirtieron a una persona que te conocía, que sabía cosas de ti. Alguien que supiera tus movimientos y tu forma de ser.

La idea comenzó a formarse en su cabeza muy rápido.

Era una verdad que todos ya sabíamos, pero que ahora, que veíamos a Michelle transformada en una de nosotros se convertía en algo indiscutible.

El objetivo era yo. Nadie más.

– Se tomaron el trabajo de hacerla vampiresa para que yo no la reconociera. – Dijo mi tía Alice. – Claro... jamás hubiera podido verla, porque era amiga de Renesmee, así como tampoco vi nada de Raphael y Malenne hasta que estuvimos aquí... – Comenzó a conectar ideas muy rápido. – El o ellos, saben que eres un punto ciego para mí, saben que la única forma de que yo no los viera, sería involucrando a un tercero.

Sus palabras me resultaron terriblemente certeras.

Ahora que todo estaba en movimiento, era imposible escapar de mi destino.

Algo que desde luego, no tenía intención de hacer.

Había accedido a viajar con Malenne solo para darles el gusto, pero ya tenía organizado un plan, uno en el que no pensaba de modo consciente, porque sabía que mi padre podría verlo. Pero mi intención, desde el mismo momento en que dije que sí a volar a Denali, había sido volver a Juneau lo más pronto posible, no me importaba que tuviera que hacer para lograrlo.

En ese momento, como una contestación a mis intenciones, el megáfono sonó de nuevo. No lo hizo en el estacionamiento, sino adentro, donde había unas pocas personas, entre ellas heridos, personal del aeropuerto, policías y médicos, pero que nosotros, con nuestro desarrollado sentido del oído, pudimos escuchar con facilidad.

– Todos los vuelos han sido cancelados hasta nuevo aviso. Repito. Todos los vuelos han sido cancelados hasta nuevo aviso. – Decía la mujer con voz monocorde.

– Maldición... – Casi gritó mi padre, que de repente se mostró increíblemente enojado.

– Esto es lo último que necesitábamos. – Se quejó también mi madre. – Nos han ganado de mano...

– Debemos hacer algo, no podemos quedarnos quietos. – Opinó Malenne. – Michelle ha salido corriendo, su rastro no debe estar muy lejos de aquí...

– No podemos seguirlo todos. – Se mostró mi padre en desacuerdo. – La idea de que ustedes dos se vayan era para no ponerlas en peligro, ir en busca de la neófita con Renesmee es lo mismo a que la entreguemos sin oponer resistencia.

– Te olvidas que estas conmigo... – Respondió mi amiga rápidamente. – Tengo el poder suficiente para detener a quien se nos acerque... Tú serás capaz de escuchar si nos acechan, y yo haré mi trabajo antes de que el peligro sea mayor.

Mi padre dudó.

Malenne había diagramado un buen plan. Uno que me mantenía cerca de la línea de fuego.

Me parecía bien, no tenía intenciones de volver a la mansión, y esperar de nuevo a que alguien se digne a aparecer y realizar otra maniobra malvada y asesina, que involucrara la muerte de inocentes.

Si queríamos que esto acabara, teníamos que hacer algo pronto.

– No tenemos otra alternativa, papá. – Dije, intentando convencerlo. – Has visto lo que han hecho esta vez... ¿Cuántos muertos crees que hay allá adentro? ¿Cien? ¿Doscientos? – Me puse histérica de solo pensar en el número de victimas. – ¿De verdad me crees capaz de quedarme aquí sentaba, viendo como gente que no tiene idea de que los vampiros existen mueran por mí?

No contestó, solo se dedicó a mirarme.

Comencé a llorar, incapaz de detenerme. Era muy propio de mí hacer esas cosas. Era una niña, ¿A quien quería engañar?

Solo una tonta semi humana que se creía capaz de defenderse sola.

Las circunstancias me mostraban que no estaba preparada para ver algo como lo que acababa de pasar. Simplemente ese tipo de maldad y manipulación me había superado.

Michelle no era malvada.

Demonios.

La conocía demasiado bien. ¿Cómo había sido capaz de hacer algo así? Habían muerto niños de la edad de Diane... ¿Cómo no se había opuesto a realizar esa carnicería humana?

Sabía que la personalidad se alteraba con la conversión, pero eso era demasiado.

La inmortalidad no se gana vendiendo el alma, y con ella los sentimientos puros de una persona.

La Michelle buena, que amaba a los niños pequeños y que deseaba el bien a cuan persona se cruzaba en su camino, no podía ser capaz de eso.

De tanta destrucción.

Me negaba a aceptarlo, pero lo había visto. Había percibido con mis propios ojos como ella destruía el cristal que le había originado la muerte a tantas personas.

La odié, la odié más de lo que pude haberlo hecho en el pasado con Steven, cuando se propasó. Eso, en perspectiva, me pareció tan estúpido, incluso infantil.

Pero ella no tenía perdón alguno.

Una furia asesina me carcomía por dentro, y lo peor de todo es que me sentía inútil, porque nada podía hacer para remediar lo que había pasado. La muerte no se iría sola, muchas personas ya estaban lejos de este mundo, y eso no tenía solución alguna.

Mi padre se acercó y me abrazó, consolándome. Me acurruqué en su pecho y por unos minutos, no pude hacer nada más que llorar. Derramé lágrimas por los muertos inocentes, por las familias que se acaban de destruir, por los sobrevivientes que lloraban a sus victimas, por esas persona que ahora se quedaban para sufrir la ausencia de los que se habían ido de esa forma tan cruel.

– Vayámonos de aquí... – Susurró mi madre. – No tenemos ya nada que hacer...

Comenzamos a caminar hacía los autos, que se encontraba a unas cuantas hileras al sur. Entramos en ellos en completo silencio, esta vez viajé con Malenne, que parecía estar al borde del colapso.

– ¿Qué esta mal, amiga? – Le pregunté ya estando solas en la cabina.

No contestó rápidamente, desvió la mirada hacía la ventanilla, que tenía a su izquierda.

– No es nada, Renesmee. – Murmuró.

No me engañaba, y de hecho, tampoco es que estuviera siendo muy buena fingiendo.

– Me estas mintiendo. – La acusé.

– ¿Tanto se me nota? – Preguntó intentado componer una sonrisa. No lo logró.

– Demasiado. – Convine.

Dudó un segundo más, antes de decidir decirme la verdad, aunque ya la sabía, claro que la sabía.

– Me preocupa mi hermano. – Dijo por fin. – No tengo idea de donde está y ahora estas cosas han pasado. Tu viste como se fue, debe estar deshecho caminado por las montañas, y así como encontraron a Michelle para transformarla...

No quiso terminar de decir aquello que su mente estaba formando.

– ¡No...! – Casi grité, desesperada, pero la imagen mental ya se había formado en mi cabeza.

Raphael, consumido por el dolor, topándose con un grupo de vampiros desconocidos, desalmado, sin compasión por nadie.

Si sabían que Michelle era mi amiga, desde luego también sabrían que él lo era... y no tenía fe en que fueran a ser amables... porque ellos me buscaban a mí... le ocasionarían daño a todo aquel que estuviera relacionado conmigo...

Comencé a llorar de nuevo, incapaz de detenerme...

Raphael no podía sufrir ningún daño más...

Las cosas no podían seguir en ese curso, simplemente estaba decidida a que no lo harían. Porque ¿Por cuando tiempo podría correr? Raphael había tenido razón, no importaba cuanto nos alejáramos, al final, yo era el objetivo, y un solo error o el mínimo descuido lograrían eso que los desconocidos querían...

Destruirme.

¿Por qué tenía que dejar que en el camino hacía a mí destruyeran todo lo que encontraran a su paso...?

– Debemos buscarlo... Ahora, toma el próximo desvío, y volvamos a la mansión, el rastro no debe haber desaparecido por completo... – Murmuré lo suficientemente bajo. No importaba que mi padre estuviera en el auto de atrás y que el viento soplara con especial fuerza esa noche. No quería tener el mínimo error, no esta vez. Pero vi la duda en su rostro, y me di cuenta de que esto podría ser más difícil de lo que esperaba. – Malenne, por favor, hazme caso, aunque solo sea una vez...

Mi amiga me observó a los ojos. Su mirada dorada reflejaba una tristeza tan grande que creo que no estaba lista para entenderla por completo.

– No puedo exponerte así... – Contestó con tristeza. – No puedo separarte de tus padres, que están aquí arriesgándose por nosotras. Eso no estaría bien...

No entendía como era capaz de esa reacción...

– Es tu hermano... ¡Maldita sea...! – La acusé. – ¡Estás dejando de lado a la persona que más te quiere en este mundo...! ¡Por mí...!

– No se trata de dejar de lado a nadie. – Ella manejaba, y fingía prestarle atención a la carretera, pero solo lo hacía para no mirarme a los ojos, que en ese momento de seguro resplandecían de la ira que sentía por ella... por Michelle, por todos....

Estaba enfurecida con el mundo en general.

– Entonces... ¿De que se trata...? – Quise saber. Mi voz no reflejaba la frustración que sentía por dentro, ni la desilusión que me daba escuchar esas palabras de la boca de mí amiga...

Siempre había creído que ella amaba a su hermano con total entrega, pero ahora, lo que veía era completamente diferente.

– Se trata de las decisiones, Renesmee. – Comenzó. Era un manojo de nervios, y de desolación, pero intentaba mantenerse fuerte. La conocía demasiado bien como para saber que estaba actuando para no mostrar esa parte débil de su persona. – Raphael ha decidido actuar así... Obvio que me duele verlo irse de mi lado, pero aunque hemos estado juntos doscientos años... somos personas separadas, y muy distintas. – Dudó un segundo. – Hice todo lo que pude por alejarlo del dolor, y aunque mis métodos no fueron buenos, intenté ayudarlo... Ahora se ha ido, y no sé si volverá. Él ha decidido marcharse, ser masoquista... sufrir. Yo ya no tengo fuerzas para luchar contra todo... podré ser inmortal, amiga... pero a veces me siento tan cansada... tan derrotada. – Suspiró con tanto pesar, que me dolió. – Cuando era humana, contenía la locura de mi madre, ahora, siendo vampiresa, contengo a Raphael de muchas formas... No puedo seguir luchando con esto, Renesmee... Tal vez pienses que soy egoísta, pero no es cierto. Amo y siempre amaré a mi hermano. Si el destino nos vuelve a reunir, todo será exactamente como siempre, pero ya no tengo más fuerza para perseguirlo... él ha decidido sufrir y nada puedo hacer para cambiarlo...

No encontré palabras para responder a lo que había dicho.

Tenía razón...

Me quedé en silencio, mientras Malenne manejaba destino al único lugar que parecía seguro.

Dobló en la conocida esquina de mi departamento.

Maniobró unos metros hasta llegar a la verja automática, que se abrió rápidamente en el momento en el que la apunté con el pequeño mando a distancia de mi llavero.

Descendió por el garaje y estacionó su automóvil en el espacio que me correspondía.

Atrás, mis padres y mi tía caminaban hacia nosotros.

– ¿Estás mejor, hija? – Preguntó mi madre, acercándose y abrazándome.

– No lo sé... – Fui sincera, mentir no serviría de nada. – Estoy demasiado confundida, todo me da vueltas.

Me observó a los ojos. Nos miramos un pequeño momento una a la otra, como si estuviéramos trasmitiéndonos el amor mutuo que nos sentíamos.

– Quisiera poder decir que todo va a estar bien... – Susurró. – Pero no puedo... porque no lo sé.

– Sea lo que sea, nos encontrará juntos... – Musité. – Eso es lo importante.

La abracé, casi desplomándome en su hombro.

“Ya basta” me decía a mi misma. “¡No puedo soportar más estas cosas...!”

Pero lo que no sabía, era que lo peor ni siquiera había empezado.

36 comentarios:

mel... dijo...

soy la primera??..wiiii jjej)

aaaaaaaaa me voy a morir si tengo que seguir esperando... sufro con la sola idea de que Raphael.. este con los otros vampiros.. no entiendo por que michelle.. hace eso.! waaa..
lo que se que me encanta leer esto siempre..
y encima ya falta poco para que termine.. =(..
como siempre te digo me encanta como escribis sos un genio en verdad.. y darle vida a todos esos personajes, aveces me parece que yo tambien estoy presenciando de alguna forma todas esas escenas..
me encanta en verdad y mucho todo eso..
espero que aparesca rapido Raph.. en verdad lo extraño..jejeje♥
bueno te cuidas! =).. gracias por escribir cosas tan lindas.. y dejarnos volar con vos la imaginación de ver mas allá de Amanecer♥..
bueno me despido..
espero que estes mas que bien..
besos
bye..

Mel~

Rocío dijo...

Pablo, Pablo, Pablo... como si no tuviera suficiente con mis propios líos mentales jejeje me tienes aquí hecha un caldo de cabeza.
Tengo un montón de incipientes teorías, pero no sé cuál agarrar y darle forma.
Mishelle, bueno, es obvio que está siendo "dominada" por otro vampiro (u otros) mas poderoso, como dije en el capitulo anterior, no podría hacer todo eso por obra y gracia de su autodominio, es imposible.
¿Por qué? ese es el asunto... ¿Destruir a Nessie? No sé si eso será lo más lógico, pero como esto no se trata de lógica, pues NO SE.

Hay algo más que me da vueltas... Mallene... te lo dije una vez y me enviaste por la tangente, pero hay algo así como un instinto que me dice que ella no es tan santa paloma, no dudo de que quiere a Nessie, pero de que algo hay... lo hay.
No spe qué más decirte, por ahora, estoy muy confundida... quizás más tarde por el msn...
Un beso gigante, el capítulo estuvo super cachilupi, jajaja...
Gracias por esto y mucho más, te quiero,
Rocío.

Anónimo dijo...

guau... me ncanto lo qe scriviste
no aguanto las anscias de qe termines.... solo spero qe aclares luego esos nredos qe stan en tu cabeza.. sigue asi... de verdad qe qede fasinada... :)

armi2555 dijo...

Pabliiii!!!! completa y totalmente speechless!!! guauu... no me gusta q ya este terminando el libro pero bue... todo lo bueno tiene q terminar... no puedo creer q sea michelle y lo unico q quiero saber ahora es quien esta detras de todo y porque??!!! gracias pabli por esta historia maravillosa!!!

Jesica dijo...

WUAUUUUUUUUUUUUUUU Me quede sin palabras! solo voy a decir.... IMPRESIONANTE CAPITULO PABLI!!!! este ultimo libro promete ser.....mas impresionante aun.....espero ansiosa el siguiente capitulo...no se si pueda aguantar...se vienen unos capítulos a pura acción y eso me encanta!!! FELICITACIONES........

Stephanie dijo...

Demmmm bueno!!! No puede ser que Reneesme vaya a morir! No entiendo eso no tendria logica alguna.

Sin embargo no me gusta que Raphael no ese ni la familaia de Edward para ayudarlos.

No puedo esperar a la siguiente semana!!!!!!!!!!!

Anónimo dijo...

me gustó mucho este capitulo,se me acabó sin darme cuenta,ya necesito saber más....
La verdad es que echo de menos a Jacob y a los demás Cullen en la historia,si son una familia que ha afrontado junta situaciones peores ,creo que deberían acudir para ayudar a Edward y Bella.

Anónimo dijo...

Está muy bueno pero deberías hacerlos más largos

Anónimo dijo...

BbbaaaayyyAaaaa por un momnto cuando trmin el capitulo anterior crei q era el amor d Raphael q en realidad no habia muerto y ahora q es Michelle hay no esto si esta supr emocionante. Y Rapha donde anda? Hay no esta incrtidumbre esta pro muy fuert. Bueno Pabli te sigues superando eres grande chico tqm. Tirsa d Honduras

Anónimo dijo...

WWOOOWWW Pabli.... estoy emocionada no puedo ni kiero esperar... todo se vuelve mejor me encanta..
me habia imaginado que era michell pero la verdd no sabia
aahhh no me dejes asi con esta intriga de saber que mas pasa..
plis un adelanto!!!!

sarai_mas dijo...

Esta muy bueno el cap!!!
creo talvez que pueden estar involucrados los vulturis
muy bueno el cap segui a si :)

laura dijo...

wwwwoooooooooo!!!!! no puuede ser esta muyyy interesante como puedes cautivarnos de esaa forma y tenernos en suspenso toda una semana para poder ver el siguiente capitulo....
Y coincido con otra persona yo tambien creo ke mel tiene algo oscuro recuerdo cuando dijiste ke eella se unio a un ejercito para destruir a los vulturi, a lo mejor todavia existe ese ejercito..... o talvez pueden ser los mismos vulturi recueden ke ellos kieren los poderes de Edwar, Bella y Alice, y ke reenesme sea solo el gancho para traerlos a ellos....... puedo estar equivocada....NO LO SE!!!!!!

Anónimo dijo...

pufff se me a puesto los pelos d punta q intriga, q desazón q de todo.....jajaja hasta me a dado la sensacion d oler la sangre.....
genial el capitulo cada dia te superas mas estoy deseando seguir la trama.
1 beso

LISY dijo...

Michelle le esta sirviendo de marioneta a alguien con mucho poder que sabe todo a serca de los Cullen y de sus dones y esta usando a la joven porque sabe todo lo que Nessie le conto de su vida y de Forks.

Tambien es muy posible que ese alguien tenga el poder de tomar posesion de otros cuerpos de vampiros o de dominar la mente de ellos, de esa manera no se muestran como unos neofitos y los hace que actuen de una forma normal y obedeser en todo lo que les ordene.

Nessie sabe que su amiga no es asi y se da cuenta de que algo o alguien la esta haciendo actuar de esa forma, ella aun tiene confianza en su amiga pero no en lo que la esta posesionando.

Raphael no se da cuenta de lo que esta pasando, lo mas seguro es que al huir se haya escondido en algun lugar alejado de todo para no ver a nadie, asi que su hermana no se preocupa por el, pues no cree que los enemigos lo encuentren y si de alguna forma el se llegara a enterar de que Nessie y Mallene estan en peligro, el es el que va a ir a encontrar a los malvados cuando regrese a ayudarlas.

En esencia, aunque esten en momentos oscuros tan drasticos de muerte, dolor y desesperacion, existe el amor en todo. La pareja que murieron tomados de la mano. Nessie por su amiga y por los humanos. Edward y Bella por su hija y Mallene por su hermano.

PABLI, tu siempre dejas tu sello de amor en tu obra eso la hace mas especial por tener la combinacion de misterio, suspenso y accion.
Llegaras muy lejos asi que no dejes nunca de perseguir tus suenos mi querido amigo.

Besos y abrazos,

LISY

Mαяιjσ♡♬ ♪ dijo...

Extrañaba el puntod e vista de Renesmee *grito de fangir* (?)

Sigo creyendo que tengo razon en mi hipotesis de que hay algún vampiro -aprate de Michelle- detrás de éste revoltijo. Todavía no pensaré en culpables, ya que hay una infinidad de opciones.

Malenne me da mala espina.

Según Nessi, Michelle era una buena perosna, pero, en sus ojos obervó furia e ira incontenible e inmensa.

Según yo, hay una razon para eso: El vampiro/vampira/cosa la está manipulando para hacer tanats cosas malas.

Más específicamente, está controlando su cabecita de cabello moreno y abundante.

Y ya que Katherina, Damon, Caroline y Stefan estpan resolviendo sus propios asuntos, eso nos deja a una sóla candidata: ¡Malenne <> -su apellido es muy complejo, y no lo recuerdo-!

Se sabe que ella tiene un don más grande que ella misma, y que sólo eso es necesario para convertir a la dulce e inoscente Michelle -Según Renesmee-, en una asesina en serie, sádica y sedienta de sangre -literalemnte-.

Me parece lógico.

Además, si logró hacer que su ahora desdichado hermano fuese un poco feliz sin que éste se diera cuenta, no es muy dificil para ella dominar a Edward *grito de fangirl* sin que éste se entere.

Y, el drama de raphael fue muy oportuno; se ahoró la masacre del aereopuerto.

Oh... Esos hermanos son taaaaaaaaaan misteriosos, y la mayorá de las veces me dan mala espina.

No espta d emás decir que el caítulo fue un éxito *grito de fangirl* Y ya espero con ansias el proximo viernes, para ver que pasa en éste enredo de hipotssis y hechos borrosos.

Atte. Marijo*-*

TZIPANI dijo...

wow pabli, este capitulo esta muy interesante, me dejaste con la espina de la duda,¿cómo me haces esto?, ¿no sabes que me muero de curiosidad?, de verdad eres un mega escritor y te voy a pedir un mega favor, PUBLICA UNA CONTINUACIÓN DE OCASO BOREAL,por favor!!!! te lo pido por todos tus fans y de la saga crepusculo. atte: Tzipani

Mickytaa dijo...

Bueno, evidentemente vos me queres matar con la incertidumbre. Tiene que ver Steven con esto? Nose quiza él saco conclusiones a partir de ese 'Sueño'..

O tal vez Jane, que siempre le tuvo rencor a los Cullen... No creo que tengan que ver los Vulturi, pero solo un clan con tanto poder como el de ellos puede tener tanta influencia sobre Michelle, que poco cercana a la venganza estuvo en el ultimo episodio de alquel primer libro en el que aparecio.

Nose, nose.. SORPRENDEME.

Anónimo dijo...

muy bueno el capitulo ya quiero que vuelva raphael por favoorrrrrrrrrrrrrrr exitos :D me encanto

Sary Madera dijo...

Oh Por Dios...!
Que fue esoo...?? Quien esta detras de todo eso..?? Michelle que hicieron con ella, como pudo cambiar tanto..??
Ay noo ya quiero saber todo...!
Y Raphael uy no ojala no hagan nada con el...
Bueno aunque ps tu eres el maestro y creador aquí, se esto esta super bueno...!!
Así que gracias por esta historia y ps espero el próximo con muchiiimas ganas...!!!

Argentina dijo...

awwwwn me encanntoo el prefacio! me mega encannto! uff bueniisiimo :D jeje! y sobre el cap.. no hay mucho que decir que lo mismo pablii.. eres un GENIOOOO! awwwn te amoo.. me encanta como escribes n.n que maaal no de michelle.. pobre niñoss! u.u y todaviia siigo sin comprender porque habra hecho todo eso.. porque huyo.. quien le dijo que hiciera eso :O jajaja! xD y puej me encanto la charla de Ness & Malenne en el carro y comparto mucho la opinion de Malenne en el sentido de que pues, ya lidiaba con su mama miuentrar era humana.. y ahora cno Raph?? como que compliicado :/ jejeje! Esperoo ansiosaa el prox caaap! :D

dinorah dijo...

es q cada vez esta mas interesantee simplemente me nkantann pabli eres el mejor t felicitooo se quedo tan emocinante q pasar con raphael y q haran los cullen y melenne apenas is puedo esperar para el proximo viernes

Anónimo dijo...

estoy deacuerdo con algunos comentarios..
pienso la q siempre ha estado detras d esto ha sido malenne, porq ha sido muy exacta dond tiene q llegar, ejemplo esa amiga llegar exactamente a forks, llegar al aeropuerto y la hora exacta, los unicos q sabian eso eran ellos y sobre todo manejar el autocontrol de esa manera?
ojala me equivoque, eso le pasa a nessi por ir contando toda la vida personal d ellos a cualquiera q ella le da la impresion q es bueno y poniendo en peligro a la familia, me daria mucho pesar q algunos d los cullens muera.Aunq el escritor le puede dar un giro inesperado (amanecera y leeremos)..pikos cuidate pabli

Anónimo dijo...

no quero pensar en que la fuente de todo eso, sean los hermanos porke seria horrible amar con tanta ternura y volcar tu carazon a la nada, por otra parte si ya falta poco, con lo genio que es pablis, voltea todoooo los cullen tienen la fuerza del eterno amor!!! y eso puede sobre todaS las csaS.


romina

lalily10 dijo...

estoy pensando mucho desde que renesmee conocio la historia de vida de mallene... ella dijo que se habia enamorado de un "soldado" de ojos verdes, etc...ese no seria eduard?? y ahora ella busca venganza?? o algo asi? o sea una mujer despechada... con tanto poder.. podria ser no? uso su poder para engañar a todos hacer eduard olvidarse de ella.. que no tenga ningun recuerdo.. ay!!!! Dios pablo!!!!

Anónimo dijo...

la verdad nunca me detuve a leer "ocaso boreal" solo pensaba pabli esta locco y obsesionado pero la verdad cuando lei el primer capitulo en mi lap no pude aguantar mas para leer los otros los lei a la misma velocidad que los de crepusculo,incluso los volvi a leer son maravillosos,excelentes no encuentro la palabra que describa lo que escribes (ojala que metas a una bruja que se meta entre reneesme y raphael que se vuelva mas dramatico y romantico)he estado pensando en una bruja en mis sueños yo creo que estoy lokaaaa.....
ps esta excelente el capitulo"furia"

Anónimo dijo...

FABULOSO

Anónimo dijo...

la verdad esta es la mejor continuacion de amanecer que he leido... muchas no son fieles a la saga crepusculo y esta es la primera vez que leo algo que me atrapa me intriga y me dan ganas de seguir leyendo... solo puedo decirte que escribis muy bien ya que me meto en la historia y veo en mi cabeza cada situacion, gracias por darnos a los seguidores de esta saga la oportunidad de leer una posible continuacion de amanecer ya que a mi (y supongo que a la mayoria) nos hubiese gustado que siguiera un poco mas pero nada por eso te agradezco que escribas esto...por otro lado me gustaria que sacaras los capitulos mas seguido porque me quedo con muchas ganas de saber mas... pero tambien se que es preferible hacerlo asi y que quede bien pues nada un beso muy grande y espero con ansias que llegue el viernes para enterarme de mas cositas un beso grande a todos carla...(uruguaya residente en malaga)

Anónimo dijo...

estoymsin palabras yo ya la lei el viernes pero no pude comentar pabli me encanta tu trabajo es increible!!1 me fascina estoy bueno ps me tienes comiendome las uñas en setido literal jajaja ya no aguanto al otro capi q pasara yo opino q hay optro vampiro atras de esto,... m pero xq machi esta haciendo todo esto?? y xq quiere destruir a renesme?? alguien la estar manipulando?? la verdad no se y lopeor de todo es que me tienes llorando xq ya se va a acabar y no lo soporto xq me encanta !!!!!!! no puedo creer que falñta 10 capitulos nada mas q pasara nessie volvera a forks y raph q pasara con el ??? y nessie se casara con mjacob ?? y malenne ahi no me tienes la cabeza echa un lio pero igusl me encanta estoy esperando el viernes para ver con que me vas a sorpender
te quiero pabli!!!
ATT: desde Venezuela (osbelys) muak muak ♥♥☻

Anónimo dijo...

la escena del aeropuerto ha estado genial,tanta desolación mezclada con el deseo por la sangre.Me ha gustado como Edward ayuda a Bella a resistir el olor a sangre humana pues aunque ella nunca tuvo ningun problema con los humanos la sangre fresca ya es otra cosa.
POR OTRO LADO ¿cuántos días llevan ya en Junneau Edward ,Alice y Bella? Carlise,Rosalie,jasper y especialmente Jacob con lo de la imprimación ya deberían estar de camino.No olvidemos que Rosalie sabía que había algún tipo de problema con Renesmee,ESPAÑA

rochy15_17 dijo...

aaaaaaaaaa,no quiero que termine u.u
me encanto el cap!!!
la verdad no entiendo el porque Michelle,y quienes son los k conocen a Los Cullen,aparte hacerle daño a Renesmee.
la verdd ME ENCANTA
BESOS Y hasta el viernes

Aly Lu! dijo...

Pabli... sii me tarde demasiado peo tu sabes qe no e tnido ni un respiro ii pues lo prometido es deuda ii aki esta mi ENORME comen (: tngo la cabeza revuelta kn todas las cosas qe e pensado para escribirte asi qe si las ideas no estan muy bien conectadas pues las disculpas dl caso.

Bueno por dond comienzo.. todo es demasiado en un solo capitulo me as djado kn el alma en un hilo todo a pasado tan rapido el final dl libro qeeee?? noo no puede ser se qe algun dia tnia qe pasar peo me reuso a djar d leer tus creaciones es algo qe no puedo concebir...
tercer libro y me tienes tan enganchada con la historia como con el primer capitulo tlj qe no puedo esperar para qe llege el viernes durante todo la semana visito tu blog para ver si no as sido un lindo ii nos publicastes d sorpresa el siguiente cap.. peo noo y esta bien mantiene la intriga en su punto mas alto. Ok ahora vamos con el capi.
qeeee?? michelle bueno aunqe dsde un inicio tnia la sospecha qe ella podia ser me as creado demasiadas dudas.. como es posible qe siendo una neofita pueda estar en un lugar lleno de personas sin sufrir y dejarse llevar por sus instintos es increible ese autocontrol y me pone los nervios d punta el solo empezar a pnsar en teorias es demasiado extraño todo pero yo se qe al final tu nos saldras con algo qe nos deje en shock y qe no se paresca a ninguna teoria nuestra asi qe las reservo y not las cuento.
Ella esta siendo controlada, noc quien la convirtio pero tiene un plan demasiado perverso para alguien como Male io confio en ella y creo qe no puede ser ella la responsable de Michelle.
Buee kn raph ia lo extraño orrores kiero qe regrese aunqe soi team jacob extraño a mi raph, pobre malenne ella ya no puede contener tambien a raph su carga es demasiado pesada xke desde qe era humana viene aguantando kn su madre y aora kn raph no creo qe ia es suficiente..
Hay me tienes kn el manicure destrosado pero esqe tu historia se a convertido en una adiccion para mi noo pabli reconsidera el final puedes escribir un libro 4 qe t parece :D siiii uff!! bueno por aorita esto es todo creo qe las ideas se fueron volando kn solo escuchar qe el final esta cerca.. bueno ablamos luego ok t deseo lo mejor para qe nos sigas cautivando a nosotros y a mucha gente mas con tu gran imaginacion chau un beso enorme (:
Liz! o Aly!

MARIBRI dijo...

x dios!! amo todo esto!! esta d mas decirt q eres un garn escritor,t felicito x la gran creatividad q posees, espero el otro capitulo con ansias....necesito sabr dond esta rafha? va a volver? aunq es muy duro enterarse d lo q hizo su hermana, an algun momento deberia comprendr q fue x amor...,.espero vuelva pronto, y q el no est involucrado con lo d michell.....creo q detras d todo esto estan los vultiris...solo ellos buacarian la forma d destruir a la familia cullen, claro...como ahora poseen mas podr y los ven como una competencia...pero se q al final dl camino dspues d pasar x muchas tristzas volvera la luz y ganara el bian!!ah..esta d lujo ese escenario dl aereo puerto... eres muy inteligent....no nos djs esperar tanto xq nos pones en agonia x fa...besosss

Marr dijo...

sabiendo como soy yo, si no tengo el proximo capitulo pronto, voy a explotar de la intriga ! se que todos te dicen lo mismo, pero escribes GENIAL. segui adelante siempre, y si este es tu sueño, escribir, nuunca, pero nunca lo abandones! ya me imagino leyendo uno de tus libros ya publicados.. jaja. la verdad me lograste que me enganche, algo qeu no me pasa muy seguido con las historias que leo por internet, pero esta se apodero de mi, y ahora si no tengo un final... ahi te quiero ver . jajajaj . Besoos, SEGUI ASI. y por favor, qeu no le pase nada a Raph ni a Edward :) Son unicoss.

Isabel Ng Wu dijo...

wuuuaaa!!!
por k michelle fue tan mala!!!
T.T
pero cm fue k la conviirtieron??
NO PUEDE SER!!!
k cosaa!!!
aaaaaaaahhhhh!!!
no puedo!!!
m estoy deseperando mas k nunca!!!
aaaahhh!!!
todos necesiitamos descubrir el misterio k aguarda todo esto!!
aaahhhh

vivi denali dijo...

llore con este cap dios ... me encanto

Anónimo dijo...

michell ke malvada cry cry cry ....kt