Antes que nada quiero darles la bienvenida, muchas gracias por visitarme y leer esta historia, la que tanto disfruté escribiendo.

Nada podría hacer para agradecérselo,

Pablo Sanz.


Disclaimer

Los Personajes de esta historia no me pertenecen. Son propiedad de la señora Stephenie Meyer, autora de la Saga Crepúsculo, y por lo tanto, esta novela es solamente un Fan Fiction de mi autoría, que no guarda relación alguna con ella o cualquier otra cosa referente a su persona.
Aclaro esto, para evitar malos entendidos.

Seguidores

lunes, 26 de julio de 2010

Segundo Capitulo: Primer Beso.


Esto va dedicado a todas las personas que leyeron el primer capitulo.
A todos aquellos que mostraron su apoyo y su conformidad en la pagina de Crepusculo
en Facebook.
Dedicado a todo aquel que disfruto leyendolo.


Gracias! mil gracias!

hubiera querido subirlo hoy mas temprano, pero se me complicó!


Perdon!


Ojala lo difruten.




Primer beso.



Manejé deprisa camino a La push, estaba ansiosa por ver a Jacob otra vez.
El solo pensar que los momentos con él por ahora estaban contados, hizo que entristeciera. Pero, una vez más, sabía que era algo que quería hacer, y si bien le era difícil, apoyó mi decisión.
Una de las cosas que había hecho que tardara en tomar mi resolución fue el hecho de no saber hasta que punto él lo soportaría. No es que para mí fuera a ser fácil, desde luego. Pero para él, yo era el objeto de su imprimación. Lo había visto de primera mano con todos los otros hombres lobo de La Push como para entender lo difícil que podría resultar una separación. Cuando lo planteé en primer momento estuvo “casi” de acuerdo.
Tuvo que pensárselo un tiempo lo suficientemente extenso como para decir abiertamente, sin ningún atisbo de amargura en su semblante, que me apoyaba. Aunque claro, yo no era mi padre, y no estaba en su mente continuamente. Tal vez era algo que debería preguntarle. Pero me cohibía increíblemente hacerlo. Si tenía una respuesta afirmativa del dolor de Jacob, seguramente abandonaría mis planes sin ningún tipo de problema.
Pero no era egoísmo lo que me impulsaba a no hacerlo. Entendía el dolor que podría infringirle a Jake, pero también sabía que el podría soportarlo, primero porque era fuerte, y segundo, porque no le estaba abandonando. Estaba alejándome un tiempo. Solo eso. No era algo definitivo, y si había algo que era para siempre, aparte de mis padres y mi familia, eso era mi amor por él.

Decir que estaba segura de mis sentimientos por Jake era quedarse corta, así que no me importaba la distancia de un modo en que le importa al resto de las parejas. Confiaba ciega y completamente en mi hombre lobo, así como él en mí.
Doblé por el camino que me llevaba hasta First Beach, y de camino al hogar de Jake.
Esperaba que Billy no estuviera en la casa. No es que me molestara, ni mucho menos. Sino porque no podía asimilar que ya era una mujer, no importaba que hubiera nacido hace siete años. Me seguía viendo como ese bebé de mejillas rosadas.
El trayecto, como siempre, me resultó demasiado largo, aunque de hecho, eran unos pocos kilómetros. Cuando llegué, él estaba en la puerta, esperándome. Era el mismo rostro que el sueño de la mañana, moreno y hermoso.
Su sonrisa, blanca y franca, me causó una gran ternura, como siempre. Cuando salí de mi coche, él me dio un abrazo fuerte y cálido, que devolví gustosa.
Era ligeramente más fuerte que él, y también mucho más rápida, una cualidad que se la debía a mi padre, el vampiro más veloz que conocía. Las primeras carreras que jugábamos, cuando era una niña, siempre me las había ganado, pero cuando mis piernas se alargaron pude derrotarlo con facilidad. Algo que le caía increíblemente mal. Odiaba que su "novia" lo derrotara en cosas que él consideraba solo de chicos.

Vaya mal perdedor.

– Cielo, que gusto verte. – Dijo con la voz cargada de dulzura.
– Hola amor, he venido a saludar, tengo que aprovechar todo mi tiempo.

Su mirada se entristeció de repente.

– Oh, jake, hemos hablado de esto, no hagas sentirme más culpable. – Le dije.
–No preocupes por mí, es solo que voy a extrañarte mucho. Se me hará difícil no verte todos los días.
– Lo sé amor, pero realmente es algo que quiero hacer, amo Forks pero quiero conocer el mundo.

Caminamos por el sendero que se dirigía hacia la playa. Íbamos tomados de la mano, como siempre. En la reserva todos me conocían muy bien, y no había nadie allí que me hiciera sentir como una extraña. La push era como mi hogar. Mi segundo hogar.
En cuanto llegamos a la playa, nos sentamos en las sobresalidas raíces de uno de los árboles blanquecinos que delimitaban la franja de arena. Uno al lado del otro, todavía tomados de la mano, y mi cabeza descansando sobre sus anchos hombros.
– ¿Cómo ha ido todo por la cripta? – Preguntó Jake bromeando.

Lo mire de costado. No me gustaba que llamara cripta a mi casa, pero era algo que no tenía corrección. A decir verdad, nada en él tenía corrección.

– Todo de maravilla, como siempre, además lo dices como si no estuvieras allí desde hace tiempo y estuviste ayer. – Contesté.
– Si, bueno, pero con tu madre allí uno siempre espera que estalle la segunda guerra mundial vampirica, con la mala suerte que suele tener…

Reí ante su comentario. Mi madre nunca había tenido mala suerte, no desde su conversión.

– Tu coche es estupendo, debo reconocer que Edward tiene buen gusto con los automóviles. – Sonrió.
– Lo mismo digo, es precioso, me gustaría saber cuanta velocidad es capaz de levantar. – Le dije en plan de averiguarlo.
– Bueno yo diría que si tenemos suerte estaríamos en Seattle en 15 minutos. ¿Quieres hacerlo ahora o después de ir a lo de Emily?
– Creo que será mejor que después, antes de volver a casa.
– ¿Hasta que hora te dejó quedarte el “Capitán Toquedequeda”? – bromeó

No pude evitar sonreír ante su comentario acerca de mi padre.

– Bueno, no hasta muy tarde, ya sabes como se pone si no estoy en la hora del crepúsculo.

Jacob suspiró, cada vez le ponía más de los nervios la actitud de papá, pero bueno, tenía que aceptarla, al fin y al cabo, no era mucho lo que pedía. ¡Nada de contacto!
Bueno a decir verdad sí era mucho…
En realidad nunca había tenido el impulso de besar a Jake hasta esa mañana, cuando desperté de mi sueño, y la súbita interrupción había logrado que realmente me levantara con cierto mal humor.
Observé una vez más la perfección de su rostro moreno. La extensión de sus labios, sus ojos oscuros, un profundo y misterioso mar donde zambullirme. El resplandor delicado de su piel cobriza…
Todo en él me invitaba a besarlo…
El impulso se volvió, ahora, más intenso que nunca. Me acerqué un poco más hacia él, con toda la deliberación de la que era capaz. Desde mi nueva posición, pude captar con demasiada facilidad el dulce y abrasador aroma de su aliento.
Aunque estaba entrando en un territorio desconocido, y peligroso...
– Creo que deberíamos ir a la casa de Emily. – Interrumpí el momento, antes de que sea demasiado tarde.
– Sí, ya… La casa de Sam y Emily, me muero de ir hacía allí… – su voz estaba cargada de una gran ironía. Eso me hizo reír.
– ¡No seas tonto, nos divertiremos! – Me levanté de la raíz del árbol y lo arrastré del brazo para que se pusiera de pie.

Volvimos al coche aparcado en frente de su casa. Billy ya se encontraba allí.

– Nessie, que bueno verte de nuevo… hace mucho que no te pasabas a visitarme, me tenías abandonado niña…
– Lo siento Billy, los preparativos para Juneau a me han tenido de los nervios, casi no he tenido tiempo para nada.
– Oh, sí. Jake me han contado. Espero que tengas una estadía muy buena allí. Pero hace realmente frío allá, espero que no te me enfermes pequeña…

Reí ante su pensamiento.

– Jamás me he enfermando Billy, a decir verdad no se hasta que punto soy vulnerable a ese tipo de cosas. Ignoro que grado de humanidad quedará en mí a partir de ahora. Solo se que tengo un corazón y late y, es decir, a veces necesito dormir, pero la verdad en todo lo demás soy básicamente un vampiro.

–Bueno… eso esta bien, supongo… – Rió.

Me senté en la pequeña mesa en la cocina de los Black. El televisor estaba prendido, como no. Billy hacía zapping por los canales. No parecía tener un gran interés por ninguno en particular. En cierta forma, estar en la misma habitación con el padre de Jacob era realmente fácil. No era de la clase de personas que necesita llenar los huecos con palabrería innecesaria, y tampoco se generaban incómodos silencios. Eso me gustaba.

Jacob entró, luego de darle una buena mirada a mi coche. Estaba fascinado.

Me puse de pie, dirigiéndome hacía donde estaba mi hombre lobo. Lo abracé por los hombros, y él me devolvió el abrazo de una manera muy dulce.
– ¿Qué te parece si vamos a dar una vuelta por ahí para que veas lo genial que es conducirlo?
– Wow… ¡eso estaría muy bien!
– ¿Entonces que estamos esperando? – Le susurré al oído. – Nos vemos después, Billy. – dije volviéndome hacia él para despedirme. Solo se limitó a hacer un gesto con la cabeza y sonreír, como hacía siempre.

Salimos al patio delantero, donde nos esperaba el hermoso convertible azul. Le pasé las llaves, y las agarró con un ligero movimiento de manos. Me senté en el asiento del copiloto, y él en el del conductor. Apenas en motor se encendió, pude ver como una hermosa sonrisa se dibujaba aquel rostro moreno que tenía Jacob. Dio la marcha atrás, para poder disponer de un margen mayor para encaminarse al sendero que se dirigía a First Beach.

En tan solo unos minutos, nos habíamos alejado lo suficiente de todo.
Llegamos a unos acantilados que bordeaban la playa de medialuna, y que se encontraban del todo alejados de la multitud que solía frecuentar la nublada costa.
Estacionó el coche lo más cerca que le permitió el desnivelado terreno. La vista era de lo más hermosa. Juraría que desde allí se podía ver toda la península de Oliympe. Salimos del automóvil y nos acercamos al borde del acantilado. La altura podría haber mareado a un humano. A nosotros nos parecía de lo más normal.

– Cielos, es realmente espectacular… Le he echado una ojeada al motor y, válgame Dios, que perfección absoluta… Dudo que sea capaz de meter la baza si algún día llegaras a tener algún problema, creo que esta vez me supera…
– Claro que podrás, cielo. En cualquier caso, mi tía Rosalie lo hará.

Jacob rió con ganas. La relación con el y mi tía no era nada que se pareciera a otra cosa en el mundo entero. Se detestaban el uno al otro, por supuesto. Pero me querían lo suficiente como para no lastimarse entre ellos, a sabiendas que eso me haría daño. Pero no era un odio destructivo, para nada. Solo era competencia, un poco desleal y sucia. Solían reñir por quien me daba más los gustos o cual era el primero en reaccionar cuando necesitaba algo. Era divertido verlo en cierto modo. En los siete años que los conocía, ninguno de los dos había aflojado un ápice. Era figuras realmente antagónicas.

– Sí claro, la perfecta y hermosa Rosalie, ¿Acaso habrá algo que ella no pueda hacer? – Dijo irónicamente.
– No seas malo. – Le acusé – Ella solo disfruta de la mecánica, ya sabes, lleva haciéndolo cincuenta o sesenta años prácticamente, es la que acondiciona todos los autos de la casa, así que… ¿Por qué negarle un trabajo tan fino como poner en punto este deportivo?

– Sí… si… ya…– Puso los ojos en blanco.

– ¿Crees que deberíamos ir ya a lo de Sam? La verdad es que no quiero llegar muy tarde a casa.
– ¿Se enfriará la cena? – Dijo con un brillo malicioso en sus ojos.
– No me causa ninguna gracia, Jacob Black. – Lo miré con toda la sorna de la que era capaz.
– Solo bromeaba Nessie, no es para que te pongas en ese plan…
Se acercó para darme un beso en la mejilla. La sangre me subió a la cabeza a una velocidad asombrosa. Él pareció notarlo, por lo que se alejó lo más rápido posible. Jacob no pensaba constantemente en cuando sería tiempo para que nos besáramos, o avancemos en nuestro escaso contacto físico. Él deseaba darme solo aquello que yo quiera que él me dé.
No tenía idea de cómo funcionaba ese principio de la imprimación, pues en realidad nunca me había puesto a pensar detenidamente en ello. Solo sabía que amaba a Jake con locura y que me pertenecía tanto como yo a él. Era más bien una necesidad, que no alcanzaba a ser satisfecha con el escaso tiempo con el que solíamos contar.
Pero ese día era diferente. Primero, porque en realidad era yo la que quería regresar temprano a casa, mis padres no me habían impuesto ningún toque de queda, y segundo, estaba ahora sola con él, incluso aunque no tuviera idea de cómo plantear la idea de besarlo.

Decidí que lo mejor sería posponer todo el asunto y esperar que todo se desenvuelta naturalmente.

Soplaba una brisa del este, que despeinaba tanto mis bucles rojizos, como el pelo largo y negro como la tinta de Jake. La calma a esas alturas era absoluta. Abajo, las olas se arremolinaban violentamente. La incesante lluvia caía en delgadas gotas sobre nosotros, y el cielo, de un sutil gris perla, inspiraba una calma mágica.
Entonces como si supiera en lo que estaba pensando Jake dijo:

– ¿Sabes una cosa? Tu madre conoce bien este acantilado. Se tiró de él hace ya mucho tiempo. – Sonrió. No había en el ni un mínimo dolor ante ese recuerdo. – Sí que estaba loca… – Concluyó.
– Ya he escuchado esa historia antes… todavía era humana. Pero no le gusta hablar mucho de los tiempos en los que estuvo separada de papá…
– Sí, fue una época muy difícil para ella. Creo que nunca olvidaré esos tiempos. Estaba destruida. Y yo no pude hacer nada para mitigar su dolor. – Pareció como si hubiera querido agregar algo más, pero se calló repentinamente. Tal vez pensó que no era oportuno hablar de eso conmigo.

No me molestaba que él hablara de eso. Sabía que Jacob, antes de nacer yo, había estado intensamente enamorado de mi madre. Y solo la magia de la imprimación consiguió que ese sentimiento desapareciera por completo. Ahora se amaban, también, pero como un amigo ama a una amiga, y viceversa. El corazón de mi Jake estaba sanado, y sabía que el solo guardaba amor para mí. Eso me hacía muy feliz.

– ¿Cómo cambiaron la cosas, no lo crees? – Dije, para que el momento de leve tensión de dispersara.
– Oh, ya lo creo que si Rennesme… esos fueron momentos muy tristes en la vida de tus padres y en la mía. Tres clases de corazones rotos… aunque a mi no me duele hablar de ello. Tú curaste mis heridas hasta el punto en que es como si jamás hubieran estado ahí. Es distinto con tu madre. Ella sufrió la ausencia, el dolor, la sensación de abandono. Enloqueció. De eso estoy seguro… ella estuvo loca un tiempo de su vida humana. No es mucho lo que te puedo decir de tu padre, ya que él se alejó de Forks, y yo jamás he visto otro lugar que no sea éste. Solo sé que el también estuvo mal, y en el tiempo en el que nuestra historia de amor fue de lo más retorcida, el sufrió tanto como nosotros.
– Es realmente asombroso como todo haya encajado en el momento justo, al final… – Dije.
–Todo encajó porque en el momento en el que naciste, y te vi a los ojos, el dolor desapareció para siempre. Ya te he contado todo, tenía ganas de matar a la criatura que había rasgado a mi amiga… pero al enfocarme en esos enormes ojos color chocolate, cada una de las células de mi cuerpo perdieron el eje… todo lo que me ataba a la vida y al mundo colapso… pero no perdí el rumbo, sino que todo cobro un nuevo sentido, y el pilar de mi existencia pasaste a ser tú…– me observó detenidamente, de ese modo que tanto me gustaba, que confirmaba que solo era mío.
– Siempre seré tu pilar, mi hermoso licántropo… – Sonreí.
– Eso lo sé Renesmee…. Me pregunto que nos depara la vida… es decir, yo no envejezco y tú a partir de ahora no lo harás mas… pero, yo soy un humano, aunque forme parte del mundo de lo sobrenatural, también. ¿Cuántos años podré vivir? Las leyendas aseguran que el primer hombre lobo de nuestra tribu vivió lo equivalente a tres hombres… ¿eso que es? ¿Doscientos cincuenta años? Tú estarás aquí por lo menos ciento cincuenta, pero apuesto que eres inmortal, igual que tus padres… estás hecha para durar para siempre… y eso es algo que me alegra mucho. Aunque yo no esté aquí, al menos sabré en algún lugar, que tú sigues viva, tan hermosa como siempre. Y eso ya es gloria, incluso aunque no exista el paraíso. Si puedo verte desde algún lugar lejano, eso ya será suficiente para mí.
-¿Y crees que yo podría vivir con eso? No me importa el mundo, y odiaría la inmortalidad si no sabría que tú puedes acompañarme… – Le dije, algo asustada ante la visión pesimista que se me estaba formando en la cabeza.
Nunca me había puesto a pensar en eso. Y tenía razón, lo más probable es que yo fuera inmortal, y dado que él era humano, era sensato esperar que nuestro tiempo fuera limitado.
Aunque no tanto como si fuera una persona normal.
Si se evaluaba desde la lógica que realmente tenía, doscientos años trascurrirían lentamente. No era algo que realmente fuera un problema en sí en nuestro futuro inmediato.
– No sé Jake, la verdad es que me dejas sorprendida sacando este tema ahora, pero ¿Acaso no dicen las leyendas que los hombres lobo solo comienzan a envejecer cuando abandonan el lobo? Si no lo haces nunca…–Dudé, y proseguí, esta vez buscando un rumbo completamente diferente en nuestra conversación – Creo que será mejor que nos apañemos con eso cuando toque… ¿No lo crees?
– Sí, la verdad que sí, no se por qué me he puesto a pensar en esto justamente ahora… solo que bueno, no digo esto en plan de hacerte sentir culpable ni nada ¿vale? Solo que ya esta cerca la fecha en la que iniciaras la universidad, y bueno… te irás… – Me miró a los ojos con una increíble intensidad.
Había veces en las que creía que Jacob miraba a través de mí.

No quería volver a hablar del asunto, pero parecía que el estaba dispuesto a sacar el tema a colación. Los dos seguíamos allí, parados en el borde del acantilado. Me acerqué a él y puse me mano sobre su mejilla, entonces inclinó su rostro, acunando mis dedos entre su rostro y los hombros.

– Es tarde, no quiero demorarme mucho en la reunión con Jared, Paul y los otros. Será mejor que nos pongamos en camino ¿no? – Le dije.
– Oye… lo siento de verdad Nessie, solo es que no puedo evitar pensar en lo mucho que te extrañaré. ¿Te haces una idea de lo difícil que me resultará? Ni siquiera te has ido y ya te extraño. Pero no soy egoísta. Si te hace feliz hacer esto, te dejaré ser. Tu felicidad esta siempre por encima de todo.

No pude evitar ponerme histérica. Soné un poco tajante cuando le contesté.

– Ese no es el punto… No tienes que ser así. Solo te pido compresión Jacob, no que sufras… sería mejor que me replanteara viajar. No lo haré si te dejo aquí sufriendo. – No podía dejar a mí prometido en ese estado, si a él le hacía mal, me olvidaría de Juneau, de la universidad y de todo lo demás.
– No, Renesmee… dejará de ser así. Solo dame una posibilidad de demostrar que te apoyo incondicionalmente. Dejaré de ponerme en ese plan, además, en unos meses volverás, o puedo ir a verte, no va a haber ningún problema.

Jake se serenó, me pareció bastante sincero, pero eso no dejaba de hacerme sentir increíblemente culpable y egoísta por lo que estaba haciendo.

– ¡Ya… ya…! Vamos nos de aquí. Sam y los otros deben haberse terminado toda la comida… – Esta vez sonreía, con todo el esplendor de sus dientes blanquísimos. – démoslos prisa, tengo mucha hambre.

Tomamos el auto nuevamente, y recorrimos el conocido camino hacia la pequeña casa con el hermoso jardín. Nos tomó mucho menos tiempo del pensado, y cuando nos dimos cuenta, ya nos encontrábamos en la casa de Sam.
Lo primero que vi al adelantarme para pasar por la pequeña puerta, fue a Marie, la hija mayor de Sam y Emily. Tenía cerca de 4 años, y era hermosa como lo fue alguna vez su madre, antes que su rostro quedara desformado por un terrible error.
– ¿Cómo esta mi pequeña sobrina? – Pregunté cuando estuve lo suficientemente cerca para que pudiera escucharme. Ella corrió a mi encuentro, para abrazarme estrechamente. Esa niña era un pequeño y hermoso sol.
– ¡Nessie, que gusto tenerte en la casa! – Escuché a Sam decir, mientras se asomaba al jardín con Joseau en brazos. El niño tenía unos meses, pero ya se podía observar en magnifico porte que presentaría cuando creciera. Era poco probable que no fuera como su padre o como los demás mientras de las manadas.
Extendí las manos hacia Joseau, y su padre respondió poniendo al bebé en mis calidos brazos. Lo observe dormir detenidamente, parecía que no había reaccionado de forma alguna al pase que habíamos hecho. Se quedó completamente quieto, soñando con vaya a saber uno que cosas. Que criatura más tierna que era. Apoyé mi mano sobre su pequeña mejilla. De inmediato, dejé circular por su mente imágenes de muchos colores y figuras graciosas. Una pequeña, pero marcada sonrisa, se fue extendiendo por sus regordetes labios oscuros.
En ese momento, Emily salió a nuestro encuentro.
– ¡Feliz cumpleaños, niña! ¡Pero mírate eres una mujer!
– Gracias, Emy, realmente aprecio tu invitación. – Le respondí con una sonrisa.
– Bueno eso no ha sido nada… vamos entra a la casa que hay comida a montones. Su rostro, alguna vez hermoso, se contorsionó en una sonrisa.

Me deslicé por el camino de piedras planas hacia la puerta de la cabaña. Adentro estaban todos mis amigos queliutes. Ninguno de ellos había cambiado, tampoco, desde que los conocía.
– ¡Nessie! – Gritó Seth apenas crucé por la abertura. – ¿Como has estado chica? Hace mucho que no te veo.
– Bien, Seth, si la verdad, no nos hemos visto en días. – Respondí. Seth era algo así como mi mejor amigo licántropo. Él se levantó y me abrazó estrechamente.
– ¡Muy feliz cumpleaños, amiga! – Seth era una persona muy efusiva, y eso era algo que me gustaba, de veras. Siempre había sido así.
También estaban allí Paul, Jared, Quil, Embry, Collin y Brady. Todos me saludaron calidamente, e hicieron que me sintiera realmente bien.
La cabaña era un lugar adorable, pequeño y completamente acogedor. Contaba de tres pequeñas habitaciones. Una de ellas la cocina, el lugar que más se utilizaba de la casa. Luego estaba la habitación de Sam y Emily, y la de sus pequeños hijos.
Esa tarde, la cocina estaba colmada de gente y de comida. Me senté a la mesa, entre Jake, que se unió a mí poco después, y Seth, que parecía realmente contento, aunque en realidad tenía ese aire alegre constantemente.
– ¿Qué se siente ser una adulta ya Nessie? – Preguntó Jared.
– Es asombroso. En realidad hace tiempo que me siento una adulta, pero bueno, hoy es una verdad oficial. – Respondí.

El rió, como todos los presentes. Era realmente gratificante encontrarme en La Push. Era un lugar al que iba bastante seguido. Incluso mi madre y mi padre solían frecuentar la reserva. Algo que hubiera sido completamente anómalo hace una escasa década. Ya que ningún “bebedor de sangre” era bienvenido a la tierra queliute. Eso era antes, cuando yo no era ni siquiera una posibilidad en la vida de mis padres.

– La comida esta deliciosa, Emily. – Dije, tomando algo al azar de la mesa. No es que en realidad me gustara comer comida humana, pero lo toleraba. En cierta forma, no era como tomar sangre, pero me daba fuerzas. En una oportunidad estuve todo un mes solo comiendo comida humana, así que no era algo que me resultara extraño o incomodo.
– Vamos niña vampiro, ¡no tienes que hacerte la humana para que no nos moleste! – Comenzó de nuevo Paul, con sus bromas.
No hacía esos comentarios con maldad, solo eran parte de su sentido del humor. Aunque Jake lo miro de costado de un modo poco amigable. Yo le di un codazo por lo bajo, para frenar su reacción, ya que no me había ofendido en lo más mínimo. Me carcajeé ante el comentario, y le contesté: – No estoy haciendo tal cosa Paul, si realmente no me apeteciera comer esto, no lo haría.
– Venga Nessie, que si te ha molestado, ya nos encargaremos nosotros del tonto de Paul. – Dijo Seth.
– Claro que no. Para nada me he sentido molesta, además es verdad, prefiero la sangre… – dije, mostrando mis afilados dientes a Paul mientras le miraba con una actuada mirada de maldad. Él no pudo evitar contener la risa.

Todos me conocían demasiado como para poder tomarse en serio mis bromas. Y lo mismo me pasaba a mí con ellos. Simplemente desde que tenía uso de razón, estuve rodeaba de licántropos y queluites. Las bromas era parte normal de nuestra relación, y sobre todo las tocantes a nuestras naturalezas.

– No eres la única por aquí con dientes afilados, no lo olvides…– Provocación, el otro rasgo característico del tonto Paul. Esta vez, fue Jake el que reaccionó. – Basta ya Paul o seré yo el que te desgarre esa cabezota de lobezno que tienes. – Sus palabras no sonaron tan amenazadoras como para causarle un miedo al muchacho, pero si para contenerlo por el resto de la noche. Jacob era así de cortante cuando las situaciones le parecían incomodas.
La cena continuó en grande, cerca de las siete, telefoneé a mamá para decirle que las cosas se habían alargado más de la cuenta, pero que no tardaría mucho más en regresar.
Realmente disfruté cada minuto en aquella pequeña cabaña, llena de todos mis amigos. Cuando no quedaba ni un solo bocado en toda la casa y los hombres lobo parecían haber, si bien no erradicado, controlados sus apetitos, Jake y yo nos despedimos de todos, para luego dirigirnos hacía mi hogar.

Por el oscuro trayecto que llevaba de La Push a Forks y de este a mi hogar, estuvimos conversando un poco más. Mi novio parecía algo cansado, y también un poco enojado.
Cuando tomamos la ultima curva, esa que conducía al camino de tierra que daba con la casa de mis padres, salimos del auto a disfrutar de la fresca ventisca que soplaba.
La noche era típica. Nublada, con esas incesantes gotas cayendo del cielo completamente cubierto. Caminamos unos pasos por esa senda campestre, en cuyo principio se encontraba adornada por una gran cantidad de árboles, plantados deliberadamente para que flanquearan el camino hacia la mansión.
Me apoyé en el tronco de uno de ellos. Jake se puso en frente.

– ¿Quieres decirme algo, amor? – Tomé su abrasadora mano y la apreté fuerte. Él respondió el gesto. Despejó la vista del camino solo un segundo, tiempo suficiente para devolverme una mirada llena de un significado que me costo mucho descifrar.
– No me pasa nada, solo había algo que tenía ganas de hacer. – Respondió. La voz le temblaba un poco. ¿Estaba asustado?
– ¿Qué es? ¿Acaso te querías ir en auto a Seattle? Podemos hacerlo mañana. Ahora es muy tarde, pero te prometo que mañana nos levantaremos temprano y lo haremos. – Le dije.
– Claro que no, niña tonta. Eso es algo que no me preocupa en lo más mínimo. – Sonrió nervioso.
Era algo raro en él. El nerviosismo no era bajo ningún concepto una característica en la personalidad de mi novio. Para nada. Solo había conocido en él una resolución inescrutable. En muchas ocasiones, tanto al momento de salvarnos a mí, su familia, o su manada. Por eso era de extrañarse, cuando me encontré con ese temeroso Jacob Black cara a cara. Notaba que su pulso, ya de por sí acelerado, era ahora un repicar incesante. Su cuerpo, generalmente abrasador, incluso al estar acostumbrada al calor, resultaba un poco sofocante e incluso incomodo.
Fijó una vez más sus ojos negros en los míos.
– Hay algo que he querido hacer esta tarde. Pero no me he animado. – Rememoré la visita al acantilado. Claro. Ese momento intimo que tuvimos. En que estuvimos a punto de…
Mejor no pensarlo. Mientras la idea no se materializara, no sería una decepción si luego no llegaba a suceder.
– Sabes – Prosiguió – Nunca antes se me había ocurrido pensar en ti como una verdadera mujer, hasta hoy, que se convirtió en una verdad oficial. Pero bueno no es eso exactamente de lo que quería hablar. Hay cosas que simplemente me hacen feliz. No importa que sean cosas mínimas. Como verte sonreír, o ver lo mucho que te divierte correr por el bosque o tantas otras cosas que disfrutamos juntos. La cosas es… vaya, me estoy yendo mucho por las ramas. – El timbre de su voz sonaba cada vez más confuso y desvaído.

Por un momento sopesé la idea de acudir en su ayuda, rellenar esos huecos que dejaba, como fruto del momento de vergüenza que estaba pasando. Aunque luego de un momento no fue necesario. Consiguió retomar el rumbo de nuevo.
– Creo que estas entendiendo lo que quiero decir. Han pasado siete años desde que te conozco, y cada uno de esos días fueron maravillosos. Cada momento lo atesoro como algo único. Haber visto esa rápida transición de niña a señorita y luego a una mujer hermosa es algo que me dejó pasmado. Pero no fue hasta unos días que la idea de… besarte me ronda la cabeza.
– Jake, no es necesario que me expliques todos los motivos. Se cuales fueron siempre tus intensiones. Todos los saben. ¿Crees que mi padre te hubiera permitido estar cerca de mí si alguno de tus pensamientos hubieran sido inapropiados? – reí de buena gana. No creí que fuera necesario aclarar esos puntos.
– No sabes lo mucho que me importas Nessie… eres tan importante, ¿que digo? Más importante que el aire que respiro. ¿Cómo podría seguir existiendo de no ser por ti? Si hay algo que deseo febrilmente en este mundo, es tu felicidad.

Cada una de sus palabras era una dulce caricia a mi alma.
Se acercó más a mí. Su proximidad encendió ese deseo dormido en mi interior.

No fue necesario nada.

Con un movimiento delicado, acunó mi rostro con sus manos. Se acercó de a poco, muy lento, mientras evaluaba mi reacción. Era de esperar que no opusiera resistencia. Se acercó tanto, que solo una fracción de segundo después de decir su última palabra, su aliento candente comenzó a rondarme la nariz, cosa que disfruté increíblemente. Los últimos centímetros entre nuestros rostros los di yo.
Estrechó sus labios contra los míos. Primero con esa ligereza tan dulce que me desarmó en el acto. Luego, sus movimientos se hicieron más rápidos y apasionados. No pude evitar dar una respuesta. También me dejé llevar por los instintos. Saboreé cada parte de esos labios morenos tan dulces y deliciosos. Experimenté una nueva quemazón. Una que no irradiaba de ninguna parte en especial de mi cuerpo.
Una que solo se calmaría si Jake no paraba de besarme por el resto de la eternidad. Esa ansia no era fácil de satisfacer. Podría estar horas y horas así. Jamás me aburriría.
Recorrió la línea de mi mandíbula, atravesó mi cuello y retornó a mi boca.
Ya no intentaba contenerse.
Emanaba una fuerza animal que solo logró apasionarme más. Levanté mis brazos. Acaricié sus hombros anchos, recorrí las definidas líneas de su abdomen desnudo y volví a su fuerte pecho, donde me esperaban unos increíbles pectorales. Subí hacia su rostro. Hacia su perfecta mandíbula cuadrada. A su pelo negro y sedoso. Acaricié su cuerpo con desenfreno, como si fuera a desaparecer en cualquier momento. Él masajeó el contorno de mi cintura, subió por mis brazos y me tomó por los hombros, luego acarició lentamente mi espalda. Enredó sus manos en mi cabello. Y yo hice lo mismo.
Un momento después sentí sus caricias de nuevo en la garganta. Sus labios llenos en el hueco de mi cuello. Sus brazos apretándome contra su cuerpo ardiente con esa fuerza arrebatadora, que no me resultaba suficiente. No había fuerza en este mundo que me hiciera sentir lo suficientemente cerca de él.
Que fácil resultó olvidarme completamente del mundo. Demasiado sencillo. En el planeta solo estamos él y yo, juntos. Y era lo único que importaba. El fuego interno comenzó a quemarme desde el mismo centro de mi cuerpo. Incineraba mi consciencia, y en cualquier momento lo mismo haría con mi autocontrol.

Cuando la situación comenzó a salírseme de las manos, decidí que lo mejor sería frenar. Aunque me dolió en lo más profundo del pecho separarme de sus labios, con una gran fuerza de voluntad, pude hacerlo. Cuando me alejé de la droga que era el perfume de su piel, y pude enfocar nuevamente su mirada, sus ojos reflejaban una dicha suprema.
–Te amo Rennesme Cullen, con todo mi ser… con toda mi alma… – Susurró, y en un gesto tan lleno de amor y dulzura, me besó de nuevo. Despacio, sin prisas. Un beso tierno. Que logró que mi corazón enloqueciera.

–Yo también te amo, Jacob Black, más que a mi propia vida.
Y por primera vez en toda mi existencia, me sentí completamente humana. Como si lo único real en el mundo fuera ese ser tan perfecto que estaba delante de mí. No importaba que fuéramos criaturas míticas. No importaba que él se transformara en lobo y que yo fuera una vampiresa.
Lo único importante era que lo amaba, tan solo eso.
Y su amor me bastaba.
Yo era Nessie y él, Jake. Solo un hombre y una mujer, disfrutando de lo que la vida les depare. Sin ningún misterio, y donde la única magia real, era la del fruto de su amor.
No importaba que él fuera fuerte, rápido o letal. Tampoco era necesario que yo lo fuera. Tan solo con él cerca me sentía fuerte.
Invencible.


97 comentarios:

Pabli.sanz dijo...

Por Favor chicos, dejen sus mensajes!
es una muestra de que les gusta lo que estoy haciendo...

Besos para todos!


pabli

Anónimo dijo...

esta genial!!! me encanta cada cuanto publicaran un nuevo capitulo!!!...super me encantaria leer todo el libro ya completo je..saludos!! genial

carolina dijo...

wow esta espectacular!!!! no veo la hora de ver el libro completo....... felicitaciones has seguido muy pero muybien la historia y has resaltado los caracteres de los personajes....... ya quiero ver el proximo capitulo :)

Anónimo dijo...

de maravilla me encanto demasiado, ademas la historia no se salta ninguna escena cual lo hace mas interesante .
constanza
melipilla , chile

Jesica Bautista dijo...

esta muy bueno, cuando publicas el otro capitulo...

Anónimo dijo...

Wooowww esta demasido lindo...!! Espero pronto leer el proximo capitulo..!!
De verdad esta muy bueno..!! y desearia yaa leer el libro...!! :D

Anónimo dijo...

esta increible me encanto este segundo capitulo
¿cada cuanto publican los capitulos?

eStEfy PaREdEs dijo...

te felicito en verdad es un tributa a stephanie meyer...!!! esta genial....por fa no tardes en publicar el siguiente capitulo...

Katri y Lisu dijo...

EXCELENTE!
no tengo palabras más para decirte el buen trabajo de narrativa que has logrado. Me atrapastre con los primeros renglones desde el inicio.
Esta es una parte que muchos nos quedamos con ganas de ver en la historia real.

Sigue adelante.
Saludos.

Adi dijo...

ola pabli!!!!!!
esta increibleeee de verdad... no puedo esperar para leer el tercer capitulo y mucho menos el libro completo espero q sigas escribiendo, tienes un talento increible!!
al momento de leer los 2 primeros capitulos me hiciste sentir lo mismo que senti cuando lei los 4 libros de crepusculo y crei que nadie podria hacer esto GRACIAS!

Anónimo dijo...

mmm, no me gusta Renesme. cundo pasaras a contar sobre Edward y Bella?? me muero por saber como sigue esto. =) Buen trabajooooo

aileen cullen dijo...

waooo..!! Pablo esta genial....me encanto, sigue asi

luillilarr dijo...

Definitivamente,,, estupendo,,, como el primero, mil felicitaciones pablo,,,, luilli rivera,,,

Anónimo dijo...

me encantó!!! no puedo esperar por el próximo capítulo... estás haciendo un trabajo totalmente divino :)
Macarena

carolina dijo...

Excelente capitulO.. =) ..Tienes talento de verdad... sigue asii.. vas por un muy buen caminO..

david dijo...

EXELENTEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE

sara2marce dijo...

Me encanto esta super bueno!!
Te felicito estas haciendo un excelente trabajo sigue así!
Espero el próximo capitulo con ansias...
SaryMadera- Colombia

Katha dijo...

Hola, de verdad me encanto este capitulo, tienes captada la misma narrativa de stephanie meyer y de verdad llegue a sentir como si este no fuera un fanfic si no un libro publicado y todo .... tienes madera chico deberias pensar en escribir tus propios libros en algún momento y seguro te los compraré =D te cuidas besos desde Colombia

Anónimo dijo...

me encanto el primer capitulo... el segundo lo lei y era aun mejor... asi kiero leer el tres... porfavor....
no lo encuentro!!! :(:(

MarchFlower dijo...

Sii yop trabajara en una editorial en serio publicara este libro...
Lo q viene promete ser arrebatador, increible, sencillamente... sin palabras... Felicidades pablii...!!!

Anónimo dijo...

aaa!!! qe geniaaal en serioo de lo mejor! :) sigue asi... muchas felicidades, realmente la historia es envolvente y simplemente, creo que todo el que la lea ha de quedar fascinado. De veras que te está quedando muy bien y estoy segura que el tercer capítulo no será una decepción. Muchas felicidades, hasta pronto.

xoxo, Dinorah M'

mi niña dijo...

super genial el capitulo....ojala pueda leer mas de ti pareces escritor con mucha experiencia.
sigue escribiendo...

Anónimo dijo...

me ha apasionado la lectura, tienes un gran futuro, i admiro la valentia kon la k pusiste tus escritos a los ojos del mundo capaz de recivir kualkier opinion, me enkanta la historia i el rumbo k va tomando no puedo esperar por el 3 capitulo :) musha suerte

me enknto

Anónimo dijo...

Hola! Dios me encanta la historia, siempre desee q los libros continuaran... Estan muy buenos los capitulos! Cuando publican el proximo??? Lo espero con ansias =D

Anónimo dijo...

woooooooo me encanto el capitulo

ojala siga leyendo capitulos como este que tedejan con muchos sentimientos en tu interior

Nana

Bella3409 dijo...

Msravilloso!!! por favor sigue publicando pronto... me kedo demasiado antojada cada vez ke leo los dos capitulos ke llevas!!!

Anónimo dijo...

muchas felicidades!!!! sinceramente parece que lo haya escrito la propia stephanie.... ojala lo publicaras!!!!! espero que el resto sea tan mágico como los dos capitulos....
Los espero con gusto, muchas felicitaciones y ánimos desde España.... cuidate

Anónimo dijo...

muuuy bno, ya espero que salga el proximo capitulo.
Felicitaciones!!!

Anónimo dijo...

ESTA GENIAL SIGUE ASI PLIS ME ENCANTA

CathiMeliYeny Tokitas dijo...

Holaa!
Justo hoy terminé de leer Amanecer y me quedó un algo, no se como explicarlo. Deseaba que la saga continúe y cuando encontré tu blog me puse MUUUY felíz.
Me encanta como escribes, sigue así ;D
Besos desde Uruguay y felicitaciones :D

Priscila dijo...

Me encanto esta exelente
me muero por leer los demas capitulos enserio
Gracias!!!

Anónimo dijo...

Holaa.. wooww quee buen trabajoo de verdad !!! mee encanto es la primer historia de fans que de verdad esta completa con sincronia y contiene todo waw espero que sigas con esto ya quiero leer el otro capitulo de verdad muy bueno eeh no exageras y no te pierdes detalles exelente trabajo sin duda alguna (Y)

Anónimo dijo...

estan geniales los capitulos!!! cuando sacas el tercerooo!!!!!

Anónimo dijo...

wOw...
enceriO me gustO..
prO me gustO mas el capitulO 1..
ese zi qe me izO llorara..
jeje!!!
estaria bien que lanzaran un librO..
y luegO una pelicula..
ya me estOy imaginandO las escenas..
prO...buenO creO que vOy demasiadO rapidO de tOdaz maneraz zuerte...
atte.
Monzerrath mtz zuñiiga..
[bs]

Maria Betania dijo...

WOW me encanto de verdad es bellisimo me encanta como narras la historia eres muy bueno te felicito sigue asi espero el proximo capitulo con ansias.. =) =)

Anónimo dijo...

eres genial enserio lo k estas aciendo es increible alimentas las ganas k tenemos los fans de k esta historia no termine, saves escrivir i de verdad detallas perfectamente la historia komo ace stephanie enserio eres genial ojala seas reconocido komo mereces, nunca dejes de escrivir

Anónimo dijo...

quiero el tercer capitulo.....

Anónimo dijo...

realmente me encanto, es hermoso, no pude dejar de imaginarme cada palabra qe leia, fue extremadamente completo y lindisimo, sigue asi que ya quiero el tercer capitulo :)! y todo el libro entero!! Ja
Saludosss

Anónimo dijo...

excelente! me encantó, siento que fuera la misma Stephenie la que lo estuviera escribiendo. Espero con ansias los proximos capitulos! :)
Ojala Stephenie pudiera leerlo!

Anónimo dijo...

*-* m3 enknto...!!!
me enkantaria q se aga una peli...
es tan perfecto...
ahhh me enkanta...jajaja
por fabor segui escribiendo...
cada kpitulo es kda ves mejor. me enkanta

b♥r♥e♥n♥d♥a♥♥♥

Anónimo dijo...

Ahaha Mee Encantoo ! :D Cada Capitulo Me Gusta Más !

Anónimo dijo...

De verdad cada capitulo es mejor!!!!!!! Me gusta mucho......

Anónimo dijo...

esta re bello...gracis por seguirnos dando de esto lo que amamos esto..gracis por llenarnos de ilucion..y por darle contuinuacion...eres grande..pably

Anónimo dijo...

Puro plagio a la autora

Barbara Martinez dijo...

me encanto ojala lo termines esta muy bueno deberias publicarlo hacer un libro no se
la ame

Anónimo dijo...

Me encanto tus capitulos espero el cuarto, te quedo muy bueno y felicitaciones, ojala sigas...

ashley

Marina =) dijo...

mee encantaa!!
soos muy buenoo escribiendoo!
me encantaria leerlo completo yaa!!

Anónimo dijo...

maravilloso!
De verdad tu historia atrapa!
estas haciendo un gran trabajo y no dudes que mucho te apoyaran.

De venezuela, un gran abrazo
Cuidate ^^

Anónimo dijo...

no kda vez mas genial...entre hace poco al grupo en facebook tras haber terminado de leer amanecer....y ahora estoy de nuevo encantada con estas historias tan maravillosas...gracias pabli saenz por continuar con la saga..moe genial...leere los siguientes y esperare ansiosa los otros ......ojala nunk terminara y 100pre siguieramos con la irrealidad de los vampiros los licantropos y los humanos en nuestras vidas♥♥♥
att vivi
from colombia

Anónimo dijo...

me fascino, me encanto
no tengo palabras eres bueno haciendo esto y debes seguir aciendolo **

Anónimo dijo...

Es Perfecto... divino... me encanta!!!!!!!!!!!!

Anónimo dijo...

Uffff...
Genial!
Que gran talento tienes,
te felicitoo:)

Anónimo dijo...

y esa descripcion de ese beso esta muy buena estaba inspirada..espero que edwar no lea la mente de estos dos por q si no..jejejejej...lyon

Mirny dijo...

auu.. lo ame!! me re encanto! :)

Anónimo dijo...

esta exelente el libro felicidades jeje

Anónimo dijo...

awwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwww :)

Galaxia dijo...

ohhhh si! estoy ya me hizo la noche, el dia y la semana!! Me ha gustado mucho como has plasmado el amor q hay entre ellos y sobre todo el cuidado del primer beso ^^

maggy franco mota dijo...

CLAROOO QUE ME GUSTAAA LASTIMA QUE NO TENGO MUCHO TIEMPO DE LEER, PERO MEFASCINAA LA HISTORIA...

Anónimo dijo...

la verdad q me atrapo la historia....está muy bien planteado todo....q suerte q alguien se decidió a escribir la historia de renesmee

Anónimo dijo...

estuvo genial la historia jijjiji ......es lo mejor k ayy.......super buena.

Eva dijo...

awwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwww me encanto todo!!!!!

Anónimo dijo...

espectacular me encanta
woow enserio que capitulo espectacular

Jesica dijo...

me morí de amor !!!!! Siempre me gusto ese amor que tenia Jacob por Bella, y era feo pensar que Bella iba a elegir siempre a Eduard. Cuando leí Amanecer me sentí super conforme, viendo que Jacob también tenia a su amor, y leer esto es..... increíble! Te felicito,parece que fue escrito por la mismísima Stephenie Mayer! me encanto! ( soy la que te pregunto como leer los primeros capítulos )

Isabel ng wu dijo...

Wuao!!!
Esto estubo increibleee!!!
No m imagino el siguiente capiitulo
Gracias pabli!!
Eres un gran escriitor!!

Anónimo dijo...

Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaf no paro de leer ^^ eres mega gnial... lo maximo LO JURO.... amo la saga y amo Ocaso Boreal =) Mariana de Venezuela xD

Lisy dijo...

Pabli en verdad que tienes una mente privilejiada y que tu la estas usando de la mejor manera.
Suigue asi llegaras a lograr tus suenos como escritor.
Cariños y besos..
Lisy

Anónimo dijo...

Wooaaaaooooooo!!

Que hermoso... en serio... Tu escribes muy linndooo!!
Realmente no parece un Fanfics.. Es... woaaaaooh.. Es muy genial...

amo como Nessie Dice "mi hombre lobo" *____* Este es el tipo de historia que me matan 0__0!

Att: Sachiko!

Anónimo dijo...

wooooo escribes muy bien enserio que me encanto pero ya quiero ver el capitulo 30 para cuando lo subes?

*-* dijo...

MUY BUENO!

Anónimo dijo...

ESTA GENIAL LO DEBERIAN HACER UNA PELICULA MAS DE CREPUSCULO XQ ESTA GENIAL TE JURO QUE SI YO FUERA PRODUCTOR LO HARIA UNA PELICULA

Anónimo dijo...

la verdad que esta genial
!!! excelente tu trabajo!!!
saludos

marisa dijo...

pabli demostras tanta pasion en lo que escribis que nos dejas enrredadaos a los que leemos estos capitulos, segui escribiendo que esta muy bueno te felicito....

mariel nieta dijo...

Gracias simplemente gracias es extraordinario tu libro

Anónimo dijo...

Muuuy buenoo,genial
estoy emociondado por leerlo todo

Poly dijo...

me encanto este capitulo, simplemente genial

aldana dijo...

hayy mee encanta ese amor que se tienen elloss estoy ansiosa por seguir leyendo los siguientes capituloss...de 10 wow me encantaa

Anónimo dijo...

OHHH...¡¡¡¡¡ por que no descubri esto antes...¡¡¡¡¡¡¡ te recontrafelicito...¡¡¡¡

Anónimo dijo...

Hola , la verdad que me dejastes sin palabras , esta Realmente muy GENIAL! Te re felicito ... Por favor , quisiera contactarme con vos.. Asi nos ponesmos de acuerdo con algo , mui parecido qe haces vos(la continuacion de amanecer) ..
Besoos Sophie.
El facebook de mi libro es : ADark Monday .. Besos

Alexander dijo...

Me encanto esta continuacion de amanecer tienes talento deberias escribir una novela de vampiros
Alexander
desde Colombia

voleando cuchillo dijo...

No tengo palabras para expresar la emoción que siento al leer las lineas que escribiste, me encanta

Anónimo dijo...

defitivamente es una historia fasinante! Te felicito!
Espero que sigas publicando muchos mas capitulos.
Que lectura tan buena!
Yury G.

Anónimo dijo...

me enqantha la manera ne la qe narras esta historia es enqantadora..mis respetos..!!
ii este segundo capiitulo creeme qe lo amo...!!
Graciias por ofrecernos un poco de lo qe has hechO..!
ojala pudiera ver los demas capitulos..!!

Anónimo dijo...

me enqantha la manera ne la qe narras esta historia es enqantadora..mis respetos..!!
ii este segundo capiitulo creeme qe lo amo...!!
Graciias por ofrecernos un poco de lo qe has hechO..!
ojala pudiera ver los demas capitulos..!!

sara dijo...

que bueno que esta ocaso boreal t felicito me encnta es como estar leyendo en vedad la continuacion de crepusculo gracias x entretenerlos

Cäro dijo...

He comenzado a leerla....Y me he enamorado por completo!...Se que la estoy comenzando pero hace poco me recomendaron que la leyera!...Y se los agradezco....Enserio te felicito!....Eres muy buena escritora!...^^'

Anónimo dijo...

espectacular, me encanto este capitulo... kt

Emite dijo...

ME ENCANTA ESTA BUENISIMO OJALA Y ALGUNA VEZ LO PLASMES EN PAPEL PARA MI BIBLIOTECA...

Emite dijo...

ME ENCANTA ESTA BUENISIMO OJALA Y ALGUNA VEZ LO PLASMES EN PAPEL PARA MI BIBLIOTECA...

Anónimo dijo...

Ya quiero leer el siguiente capitulo!!! esta genial ♥

jaz dijo...

me encantooo..escribes hermoso...es como estar en el libro..ajaja..felicidades

Jazmin dijo...

Te Estas Fajando Con Esta Historia Es Imposible Parar De Leerla Gracias Por Hacer Lo Qe Muchos NO Son Capaces De Hacer Y Por Seguir Haciendo Qe Cresca Eta Maravillosa Historia Twillig

Anónimo dijo...

llevo años deseando ver que pasaria con renesemee y resulta q ya hace 3 años q esta esto x aqui.. me esta encantando tu forma de escribir. muy parecida a meyer pero con tu toque personal q es tan bueno o mas como el de stephanie. cuando termine de leer todo te dire mi opinion. pero de momento genial. muchas gracias x este regalazo q nos has hecho a los crepusculeros. david. españa

Anónimo dijo...

Hola me ha gustado la primera parte pero quisiera que me lo enviaras directamente a mi correo personal zulco1995@gmail.com gracias.

Anónimo dijo...

Haces revivir.... la emocion en una continuacion realmente llena de detalles, tal como Stephanie Meyer cautivo en la saga crepusculo

Marijo Aguilar dijo...

Me encanta 💖💖💖
Amo Crepúsculo y esta continuación de Reneesme es increíble 💖💖
Gracias por continuar con la Saga hermosa...solo que deberia mencionar mucho más a Edward y Bella, no se pero ellos deberian de tener más en este capítulo 😍 pero igual está Sueper

Lina Maria Luna Bermeo dijo...

esta Fantastico... esta saga la amo sin mentirte y es perfecta la continuación que le has dado, aquí estaré leyéndola toda.. :) tus lineas hacen volar mi imaginación me siento muy feliz y emocionada. Felicidades!

Monica Nicol dijo...

OwsS AmoOo #Ocaso

☺☺♥♥ Soy Adicta alas Saga Crepusculo Hasta Que Mi Corazon Deje De LAtir